Más noticias

Los pediatras cambian las directrices sobre los asientos para coche de los niños

Algunso asientos que permiten a los niños permanecer mirando hacia atrás hasta que pesen 40 libras

Sus hijos menores de edad deben viajar en la silla especial para ellos en el vehículo.
Sus hijos menores de edad deben viajar en la silla especial para ellos en el vehículo.

Estados Unidos

Los niños deben ir en unos asientos de seguridad para el coche que miren hacia atrás hasta que alcancen la estatura y el peso máximos que su asiento pueda contener, afirma ahora un importante grupo de pediatras.

El consejo anterior de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) era dejar de usar un asiento que mire hacia atrás cuando el niño cumpliera los 2 años de edad.

"Afortunadamente, los fabricantes de asientos para coches han creado unos asientos que permiten a los niños permanecer mirando hacia atrás hasta que pesen 40 libras (18 kilos) o más, lo que significa que la mayoría de los niños pueden seguir en asientos que miren hacia atrás más allá de su segundo cumpleaños", comentó en un comunicado de prensa de la AAP el autor principal de la declaración de política, el doctor Benjamin Hoffman.

"Lo mejor es mantener al niño mirando hacia atrás el mayor tiempo posible. Sigue siendo la forma más segura de ir en coche para los niños", añadió Hoffman, presidente del consejo de Prevención de las Lesiones, la Violencia y las Intoxicaciones de la AAP.

Una vez el asiento que mira hacia atrás le quede pequeño al niño, debe usar un asiento de seguridad que mire hacia delante con un arnés hasta que alcance los límites de estatura y peso. Muchos asientos pueden llevar a niños de hasta 65 libras (29 kilos) o más.

Después de eso, los niños deben usar un asiento elevador para ajustar el cinturón de seguridad hasta que el cinturón para la cadera y para los hombros se ajuste adecuadamente. Esto sucede típicamente cuando llegan a medir 4 pies y 9 pulgadas (1.45 metros) de estatura y tienen de 8 a 12 años de edad.

Utilizar el asiento adecuado reduce el riesgo de muerte o lesión grave de un niño en más de un 70%. Úselo cada vez que vaya en el coche, enfatizó Hoffman.

Los accidentes de coche son una importante causa de mortalidad en los niños, y en los últimos 10 años han arrebatado las vidas de cuatro niños menores de 14 años cada día.

"Esperamos que al ayudar a los padres y cuidadores a utilizar el asiento de seguridad del coche adecuado en toda ocasión en que vayan en coche podamos proteger mejor a los niños, y evitar esas tragedias", apuntó Hoffman.

Cuando los niños tengan suficiente edad y estatura para usar los cinturones del vehículo, siempre deben usar los cinturones de cadera y de hombros. Para la mejor protección, todos los niños menores de 13 años se deben sentar en el asiento trasero del coche.

La declaración actualizada de política aparece en la edición en línea del 30 de agosto de la revista Pediatrics.

Más información

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Autopistas de Estados Unidos ofrece más información sobre la seguridad de los niños.