Más noticias

"Mi mamá fue una guerrera": Yuri

Marcos Witt le dio el último adiós a la mamá de la cantante.

Ciudad de México, México.

Si a alguien le debe Yuri su fortaleza y coraje es a su madre, Dulce María Canseco, quien murió el jueves, a causa de un infarto, a los 76 años.

Y aunque naturalmente hubo dolor en un principio, la cantante veracruzana prefirió reconocer las enseñanzas que le dejó.

"Mi mamá fue una guerrera, y ese mismo espíritu fue el que ella sembró en mis hermanos y en mí. Fue una mujer muy amada y querida", aseguró Yuri ayer, en una funeraria capitalina donde Dulce María fue velada e incinerada.
"Muchas personas me han dicho: 'Tu mamá me dio fortaleza' o 'tu mamá me predicó de Dios'. Eso es una gran satisfacción, saber que tuve una madre así, con ese ímpetu".

Cerca de las 11:45 horas hubo un breve servicio a cargo del pastor y cantante cristiano Marcos Witt, para dar el último adiós.

Rodrigo Espinoza, esposo de Yuri, se mantuvo a su lado en todo momento y pronunció un mensaje de consuelo.
"Hay ciertos pilares, mi vida, que Dios puso a través de tu mamá en ti. Regocíjate y dale gracias a Dios de que fuiste una buena hija, que le dio todo y no se quedó con nada", le dijo a su mujer.

Posteriormente, Yuri, quien lució serena, recibió abrazos y pésames de los presentes. Un miembro de la comunidad cristiana se acercó y le obsequió un anillo.

Entre las celebridades que acudieron a darle su apoyo estuvieron Jorge Ortiz de Pinedo, Maribel Guardia, María del Sol y el productor Roberto Romagnoli.

"Vengo a abrazar a mis hermanas del alma, Yuri y (su hermana) Yamilé, y a darle gracias al Señor por la vida de doña 'Tute'", afirmó Del Sol a su llegada.

"Felicito a Yuri por la madre tan maravillosa que tuvo, que siempre estuvo al lado de ella y la llevó de la mano para convertirla en la gran estrella que es hoy. Conozco a la señora desde que yo tenía 18 años y es una de las grandes madres del ambiente artístico", aseveró Guardia.

Pasadas las 15:30, la intérprete de "Qué Te Pasa" salió unos minutos para dar declaraciones y mostró un pequeño corazón colgando del cuello, el cual, según explicó, contenía parte de las cenizas de su madre.

También especificó que planeaba colocar la urna en un nicho de la familia, junto a la de su padre y su hermano Carlos, quien murió en 2013 tras ser atropellado.

"Mi mamá está viva, en el Cielo, y la voy a ver de nuevo. La Biblia lo dice y yo le creo a Dios, soy una mujer de fe. Sé que mi madre está en la presencia de Dios gozándose", dijo Yuri. Cerca de las 16:00 horas se retiró con su esposo y su hija, Camila.