Ryan Reynolds se disculpa por haberse casado en una antigua plantación

El actor no comprende cómo en su momento no pudo darse cuenta de que celebrar su boda en una antigua plantación, por bonita que fuera, era un error que le atormentaría toda la vida

Ryan Reynolds y Blake Lively forman una de las parejas favoritas de Hollywood.
Ryan Reynolds y Blake Lively forman una de las parejas favoritas de Hollywood.

California, EUA.

Hace un par de años, cuando Ryan Reynolds celebró el estreno inminente de la película de Marvel 'Black Panther', porque contaba con un elenco de actores que eran en su mayoría negros, las redes sociales no tardaron en indagar y recordarle en términos muy duros que él había celebrado su boda de 2012 con la actriz Blake Lively en una antigua plantación esclavista.

El matrimonio, que tiene tres hijas en común, se dio el 'sí quiero' en una propiedad de Carolina del Sur llamada Boone Hall, que ha sido reacondicionada para acoger eventos de todo tipo. Sin embargo, el protagonista de 'Deadpool' es consciente de que eso no borra la trágica historia de ese lugar.

Blake Lively y Ryan Reynolds


"Es imposible comprenderlo. Lo que vimos en aquel momento fue un sitio precioso en Pinterest. Lo que vimos más tarde fue un sitio que se había construido sobre una catástrofe devastadora", ha admitido en una entrevista al portal Fast Company.

Eventualmente, Ryan y Blake volvieron a organizar una segunda boda más íntima, en su propio hogar, pero eso no consiguió hacerles olvidar "la profunda vergüenza" que ambos sentían y que solo han empezado a mitigar asegurándose de no volver a cometer nunca "un error de tal magnitud".

La plantación Boone Hall también apareció en la cinta "The Notebook"


"Algo así puede conseguir que te encierres en ti mismo o te replantees las cosas y decidas hacer algo al respecto. Eso no implica que no vayas a equivocarte de nuevo en un futuro, pero remodelar y enfrentarse al condicionamiento social que hemos recibido durante todas nuestras vidas es un trabajo que nunca termina", ha afirmado.

La Prensa