Ashley Judd gana apelación y puede demandar a Harvey Weinstein por acoso sexual

En 2018 la actriz acusó al productor de querer arruinar su carrera como un "castigo" por no ceder a sus propuestas

Ashley Judd, de 52 años, fue una de las primeras en romper el silencio sobre los actos de Harvey Weinstein. AFP
Ashley Judd, de 52 años, fue una de las primeras en romper el silencio sobre los actos de Harvey Weinstein. AFP

Los Ángeles, Estados Unidos.

La actriz estadounidense Ashley Judd podrá demandar por acoso sexual al exproductor Harvey Weinstein, a quien acusa de haber arruinado su carrera por haberse resistido a sus avances sexuales, tras el fallo este miércoles de un tribunal de apelación de California.

Un juez federal de Los Ángeles había fallado en primera instancia, en enero de 2019, que el acoso sexual no era aplicable en el caso de la actriz, pues la ley de acoso sexual no se aplicaba en aquel momento a las relaciones entre actores y productores.

No obstante, la autorizó a presentar una demanda civil.

Ashley Judd, de 52 años, fue una de las primeras en romper el silencio sobre los actos de Harvey Weinstein, acusado de acoso, agresión sexual o violación por más de 80 mujeres, incluidas estrellas como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow y Léa Seydoux.

Ashley Judd con Vince Vaughn y Harvey Weinstein en una foto de archivo.


En un proceso separado abierto en Los Ángeles, es acusado por tres mujeres de delitos similares cometidos en California.

El magnate caído en desgracia fue sentenciado en febrero en Nueva York a 23 años de prisión por violación y agresión sexual.

Harvey Weinstein trató de arruinar su carrera

En su querella presentada en abril de 2018, Judd dice que Weinstein eliminó sus posibilidades de aparecer en la trilogía "El señor de los anillos", una de las más lucrativas en la historia del cine, por decirle a su director, Peter Jackson, que trabajar con ella era "una pesadilla", algo que confirmó públicamente el propio Jackson.

Así, Weinstein "logró poner a la Sra. Judd en la lista negra, acabando con su oportunidad de trabajar en lo que se convirtió en una serie de películas que ganó miles de millones de dólares y 17 Óscar", abunda.

El magnate fue sentenciado a 23 años de prisión por violación y agresión sexual.


Judd afirma haber sido castigada por Weinstein por "haber rechazado sus avances sexuales un año antes (en 1997), cuando la citó en una habitación de hotel con el pretexto de hablar de negocios".

La Corte de Apelaciones reenvió el caso al tribunal federal de Los Ángeles tras considerar que el equilibrio de poder entre Weinstein y Judd estaba del lado del productor, lo que le "permitió presionar" a la actriz "debido a su influencia como importante productor de Hollywood".

Judd reclama una indemnización por daños y perjuicios que se comprometió a donar a organizaciones que defienden a víctimas de acoso sexual en el trabajo.

Harvey Weinstein niega haber acosado o sostenido relaciones sexuales sin consentimiento.

La Prensa