Duffy crítica la película "365 Days" por romantizar el "tráfico sexual"

Como víctima de abuso sexual y secuestro, Duffy se siente indignada con que Netflix presente contenido que exalta estos crímenes.

VER MÁS FOTOS
Duffy criticó el mensaje erróneo que transmite la cinta '365 Days', protagonizada por Michele Morrone.
Duffy criticó el mensaje erróneo que transmite la cinta '365 Days', protagonizada por Michele Morrone.

Londres, Reino Unido.

La cantante británica Duffy ha criticado la película de la plataforma digital Netflix "365 Days" ("365 días") porque, en su opinión, aborda como un "entretenimiento erótico" los "secuestros" y el "tráfico sexual".

Duffy, de 36 años, que en 2008 triunfó con el tema "Mercy", ha escrito una carta al director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, en la que le pide que utilice su influencia de una forma "más responsable", según recoge el tabloide británico "Daily Mail".

Hace pocos meses, la artista reveló que en el pasado fue "violada, secuestrada y drogada" durante cuatro semanas.

"Animo a los millones de personas que han disfrutado la película a ser conscientes de la realidad de los secuestros y el tráfico, del uso de la fuerza y la explotación, de una experiencia que es completamente opuesta a la glamurosa fantasía que se refleja" en la cinta, ha escrito la cantante.

MIRA: Duffy relata su violación: "es como un asesinato en vida, sigues aquí, pero estás muerta"

Duffy urge al responsable de Netflix a que utilice los recursos de su compañía para producir contenido que explique esa realidad.

En abril, la artista hizo público como alguien la drogó en un restaurante y la secuestró durante cuatro semanas.

"Me llevaron a un país extranjero. No recuerdo subir al avión pero de pronto me encontré en la parte trasera de un vehículo", rememoró.

La mujer describió que un hombre la violó en un hotel y después la llevó a su propia casa, donde la tuvo retenida: "Sabía que mi vida estaba en peligro inmediato, confesó querer matarme", explicó.

ADEMÁS: Arrestan a músico de Maroon 5 por violencia doméstica.

La Prensa