Más noticias

Harry Styles revela por qué rechazo el papel del príncipe Eric en La Sirenita

Sus fans se habían ilusionado con ver al intérprete caracterizado como príncipe.

Harry Styles.
Harry Styles.

Redacción.

Hace apenas un par de semanas, los rumores acerca de los planes de Harry Styles para regresar al cine aseguraban que estaba ultimando las negociaciones para dar vida a Eric en la nueva versión de "La Sirenita" y que, al mismo tiempo, se estaba preparando para encarnar al mismísimo Rey del Rock en el biopic que dirigirá Baz Luhrmann.

Finalmente sus fans no le verán caracterizado como ninguno de esos dos personajes en la gran pantalla, y ahora el cantante ha querido explicar qué le llevó a rechazar el primer papel y cómo se sintió cuando perdió el segundo a manos de otro intérprete, Austin Butler.

Lea más: Demi Lovato revoluciona las redes al posar en bikini orgullosa de su celulitis

"Lo hablamos", ha reconocido él escuetamente en una nueva entrevista a la revista Face acerca de la posibilidad de convertirse en un príncipe azul de Disney, para dar a entender que no era el momento de zambullirse en un rodaje con su próximo disco casi listo.

"Quiero publicar mi música y concentrarme en eso durante una temporada. Pero todo el equipo involucrado en el proyecto era increíble, y estoy seguro de que será una película maravillosa. No me cabe duda de que disfrutaré mucho viéndola".

Lea más: Alicia Keys es la "misteriosa" compradora de la mansión de Iron Man

"Y con Elvis... Él era uno de mis grandes íconos cuando era pequeño. Había cierta cualidad sagrada en torno a su persona, era casi como si no quisiera tocarlo. Cuando empecé a investigar su vida, me quedé algo decepcionado. Siempre pienso que, si no soy la persona adecuada para algo, entonces lo mejor que puede suceder es que no lo haga, no sé si me explico".

Pese a que no forme parte de su futuro inmediato, él tiene muy claro que no abandonará la interpretación, en la que debutó por todo lo alto de la mano de Christo­pher Nolan en "Dunquerque", ya que es la única faceta de su carrera artística que le permite olvidarse de sí mismo y "desaparecer dentro del personaje".