Más noticias

“Quiero ser más que un galán de telenovelas”: Sebastián Zurita

Participa en la serie de Amazon: El juego de las llaves

 Tras la muerte de su madre Christian Bach se centró en producir varios proyectos
Tras la muerte de su madre Christian Bach se centró en producir varios proyectos

Miami.

El mexicano Sebastián Zurita podría aprovechar los beneficios de ser hijo de artistas tan importantes de la televisión hispana, como son el actor Humberto Zurita y la fallecida Christian Bach, pero justamente de ellos ha sacado la “necesidad” de buscar siempre nuevas experiencias y proyectos.

“Para mí sería muy triste quedarme siempre en lo mismo”, dijo en una entrevista en Miami, Florida, donde promociona El juego de las llaves, serie sobre un grupo de amigos que intercambian parejas y que está disponible en la plataforma de Amazon Prime.

“Yo soy muy inquieto, muy curioso. Eso de conformarme no está en mi ADN”, añadió.

LEA: Emiliano Zurita opina sobre el romance entre Humberto Zurita y Kika Edgar

Faceta de productor.
Aunque tiene once películas en su haber, y dos en etapa de preproducción: La guadalupana y Presencias, en el futuro solo estará dedicado a producir para las plataformas Amazon y Netflix.

Confesó que El juego de las llaves le entusiasmó porque “rompe con la idea del galán perfecto” que había interpretado usualmente en televisión. De hecho, su personaje, Sergio, es uno de los que inicia el juego erótico de intercambio de parejas sobre el que gira la serie. Le hacía ilusión también trabajar con su amiga Maite Perroni, con la que comparte una gran número de escenas y forma parte de un elenco en el que también figuran Horacio Pancheri, Marimar Vega, Ela Velden, Fabiola Campomanes, Hugo Catalán y Humberto Busto.

Inicios.

A sus 32 años, Zurita tiene una nutrida trayectoria profesional que comenzó a los 10 años cuando hizo el papel de Pablo Montero niño, que de adulto fue interpretado por Juan Soler, en la telenovela Cañaveral de Pasiones. Pasó 10 años fuera de las cámaras, que coincidió con la mudanza de su familia a Miami, pero como lo que se hereda no se hurta regresó con fuerza en 2008 para protagonizar la exitosa telenovela En nombre del amor.

Los cinco roles protagónicos que siguieron a esa producción le dejaron convencido de que ser galán de telenovelas es algo que disfruta, pero que necesita “mucho más” para sentirse realizado, incluso más allá de la interpretación, oficio que “ama y que le ha permitido abrirse camino en otras esferas”.

Proyectos. Actualmente, a través de su empresa Addiction House, prepara dos series que ha escrito y produce junto a su hermano menor, Emiliano Zurita, para Amazon Prime, la primera de las cuales, Cómo sobrevivir soltero, ya está a punto de completar su elenco y esperan que sus 13 capítulos empiecen a emitirse el año que viene. “Las mujeres son las que siempre se quejan de lo difícil que es encontrar pareja, pero en mi caso es lo contrario y eso es lo que nos inspiró para crear el proyecto”, dijo Zurita, quien afirma llevar seis años sin una relación seria.

Sueña con regresar al teatro, tras la exitosa temporada de Enemigo con clase, la puesta en escena que estrenó en 2017 y en la que dirigió a su padre, Humberto, en una adaptación que hizo con su hermano Emiliano, también parte del elenco. “Trabajar en familia siempre fue una meta nuestra y estoy feliz de haberlo hecho, porque nos abrió la puerta y seguimos colaborando”, explicó.

Descarta abandonar su labor frente a cámaras, pero no está muy dispuesto a embarcarse a una telenovela, que le demanda semanas y con jornadas de 12 horas diarias, un compromiso que le impediría “hacer y aprender otras cosas”.“Ahora necesito más”, concluyó Sebastián.