Más noticias

“Las chicas del cable muestra una realidad”: Blanca Suárez

La bella actriz se sincera sobre las dificultades que sufrirán las protagonistas de la serie de Netflix.

Madrid.

Las chicas del cable, la primera serie española original de Netflix, regresa este 9 de agosto con una cuarta temporada “potente, potente”, en plena instauración de la República y en la que sus protagonistas femeninas siguen luchando por la tan ansiada igualdad de derechos.

Una historia que sirve para echar la mirada atrás a la España de 1931 y que estará disponible para más de 150 millones de usuarios de la plataforma en todo el mundo, algo que todavía es difícil de asimilar para las actrices.

“No sabíamos cómo iba a ser ese matrimonio”, comenta Blanca Suárez. “Ha sido una sorpresa día tras día. No sabíamos las repercusiones de estar en una serie que se iba a ver en 190 países. Desde Madrid, donde rodamos, no tenemos una concepción real de lo que está pasando con la serie y con el monstruo de Netflix que todo lo abarca”, añade.

LEA: La revolución femenina llega a Las chicas del cable

La artista, que recrea a Lidia en la ficción, retoma su vida laboral en esta cuarta temporada con mucha ilusión y fuerza tras la maternidad, aunque no vive buenos momentos. “Lidia retoma su vida profesional, apostando con muchas ganas por ello, y cuidando a Francisco (Yon González), que está enfermo. A lo largo de los capítulos, tendrá que ir improvisando”, adelanta. “Tiene que lidiar con esos sentimientos y aprender a gestionarlo, aunque todo se complica. ¿Cómo no? Van a ser muchísimas complicaciones”, comenta entre risas.

Unidas.

La hermandad de Las chicas del cable sigue siendo la esencia de la serie en esta nueva etapa, en la que el grupo “se tendrá que unir, apoyar y salvar el pellejo, en concreto a una”, apunta Suárez. “No lo pasan bien y tendrán miedo de perderse y de que se rompa su unión”. La actriz solo necesita una palabra para describir lo que les espera a los fans: “Impresionante”. “Creo que hayas nacido en la época que hayas nacido, te sientes identificado”, dice Suárez, recordando que los problemas a los que se enfrentan estas cuatro mujeres “siguen existiendo ahora”, aunque la intérprete matiza que Las chicas del cable “no intenta aleccionar sobre el feminismo, sino mostrar una realidad”.