Más noticias

Irina Shayk defiende sus curvas: “Me han dicho que baje de peso”

La bella modelo rusa se niega rotundamente cuando le piden que pierda unos cuantos kilos.

Irina Shayk dio una entrevista a la revista Glamour de Inglaterra, y admitió que le encantan sus sexis curvas.
Irina Shayk dio una entrevista a la revista Glamour de Inglaterra, y admitió que le encantan sus sexis curvas.

Los Ángeles, Estados Unidos.

Por mucho que haya aumentado el número de modelos de talla grande, los estrictos cánones de belleza femeninos aún siguen muy presentes. Y ni siquiera las estrellas de la pasarelas escapan a esa dictadura.

Irina Shayk, que hace casi dos años recuperó su antigua silueta en cuestión de semanas tras dar a luz a su primera hija con el actor Bradley Cooper, ha recibido comentarios malintencionados acerca de su peso. “Me encanta comer y no creo en las dietas. Tengo mucha suerte con mis genes. Nunca he tenido problemas a la hora de ponerme muy gorda o muy delgada. Jamás he entrado en una talla de muestra y cuando han intentado meterme en una, me ha tocado decir: ‘Lo siento, chicos, pero tengo mis atributos y no voy a poder ponerme esto’. Me parece que los diseñadores con los que trabajo aprecian y celebran la figura femenina.

Yo tengo un cuerpo curvilíneo y las personas que quieren incluirme en sus desfiles o en sus campañas saben que no soy una chica delgada”, confesó la rusa a la revista Glamour.

Su actitud ante cualquier sugerencia de que debía perder unos cuantos kilos siempre ha sido la de negarse: “Ha habido agencias que me han dicho que debía pesar menos.

Pero decidí defenderme a mí misma, mi personalidad y mis deciciones. Soy humana, además de modelo. Quiero poder comer y disfrutar de la vida y, cuando no estoy trabajando, no llevo tacones ni me maquillo y no intento entrar en una talla cero”, concluyó.