Más noticias

Michael J. Fox muestra su primer tatuaje

El célebre actor decidió a sus 67 años realizarse un tatuaje con mucho significado en su vida.

El actor Michael J. Fox.
El actor Michael J. Fox.

Estados Unidos.

El actor Michael J. Fox (56) compartió con todos sus seguidores en Instagram su primer tatuaje de manos del los reputados artistas Bang Bang y Mr. K en la ciudad de Nueva York.

Parco en palabras y sin ganas de dar demasiadas explicaciones, el intérprete se ha limitado a publicar una imagen en la que aparece el grabado de una tortuga marina a la que le falta un trozo de aleta y un breve texto en el que ha incidido en lo novedoso de su experiencia.

"Mi primer tatuaje, una tortuga marina... Es una larga historia", escribió el artista en la descripción que acompaña la instantánea, la cual ha dejado algo desconcertados a los cientos de miles de admiradores con los que cuenta en la esfera virtual.

Lee: Primera foto de Tekashi 6ix9ine desde prisión

Afortunadamente, uno de los creadores de este sencillo diseño en blanco y negro, el mencionado Bang Bang, ha concedido una entrevista a la revista especializada Inked para ofrecer más información sobre el simbolismo que encierra el nuevo tatuaje del actor de Volver al futuro.

"Se ha hecho una tortuga marina. Me estuvo contando que tuvo toda una revelación ligada a las decisiones que debía tomar en su carrera cuando se encontraba buceando en una playa de Saint John [Canadá]. Se encontró con una tortuga marina a la que le faltaba un trozo de aleta y que tenía una cicatriz en la cara. Y esa tortuga, lejos de escapar de él, le dejó nadar a su lado durante media hora... Después de eso, Michael tomó una decisión trascendental y eso explica por qué la tortuga era tan importante para él", reveló el artista.

Mira: Gwyneth Paltrow llevó a su exmarido a su luna de miel con Brad Falchuk

El célebre tatuador también aprovechó la ocasión para expresar su alegría ante la ausencia de incidencias durante la sesión de trabajo, ya que la enfermedad de Párkinson que le fue diagnosticada a Michael J. Fox hace ya varias décadas no hizo acto de presencia en ningún momento y eso contribuyó a que la labor pudiera desarrollarse con rapidez y normalidad.

"Creo que Michael estuvo muy bien a lo largo de toda la jornada. Estamos hablando de algo que le puede afectar mucho o no tanto, depende de la situación y las circunstancias. Nosotros tuvimos un día sensacional y todo salió a la perfección", aseguró con satisfacción en la misma conversación.