Más noticias

Mamá de Aniston no aprobó su última película

“No fui la hija modelo que ella esperaba y eso me afectó profundamente”, asegura.

En Dumplin, la actriz se ha visto obligada a enfrentarse a su complicado pasado con su propia madre.
En Dumplin, la actriz se ha visto obligada a enfrentarse a su complicado pasado con su propia madre.

Miami.

El último proyecto interpretativo de Jennifer Aniston le ha obligado a enfrentarse a un pasado que creía haber dejado atrás, concretamente a su relación con su madre.

Mientras Aniston se metía en la piel de una antigua reina de belleza con una hija que no se ajusta a esos cánones de perfección que han regido la vida de su personaje, se dio cuenta que la historia guarda un sinfín de paralelismos con su infancia aunque con los papeles invertidos.

LEA: Jennifer Aniston no necesita de un hombre para ser feliz

Pese a que la antigua protagonista de ‘Friends’ es considerada una de las mujeres más bellas de la meca del cine, de pequeña siempre sintió que no estaba a la altura de las expectativas de su progenitora, Nancy Dow.

“Ella era maniquí y le otorgaba una gran importancia al aspecto físico, al suyo y al mío. Yo no resulté ser la hija modelo que ella esperaba y es algo que me afectó profundamente”, reconoce la intérprete en una entrevista al periódico australiano The Sunday Telegraph para promocionar la película Dumplin, producida por Netflix.

“Al final se trata de la historia de una niña que solo quiere que su madre la quiera, pero ella está demasiado ocupada con cosas que en realidad no tienen ninguna importancia”, añade para resumir tanto su experiencia como la de su hija en la ficción, en cuya historia se centra el filme.

Como adulta, Jennifer pasó largas temporadas sin mantener ningún trato con Nancy debido a las tensiones que existían entre ellas y que no mejoraron después de que esta última publicara un libro en 2009 sobre la infancia de la estrella de Hollywood titulado ‘From Mother and Daughter to Friends: A Memoir’ (‘De madre e hija a amigas: Unas memorias’).

La actriz la contactó por primera vez en cinco años en mayo de 2016 tras enterarse de que su salud había empeorado y poco después su madre falleció a consecuencia de un derrame.