Más noticias

Ex pareja de Miguel Bosé le exige manutención

El artista Ignacio Palau exige una pensión tras casi tres décadas de vida en pareja junto al cantante, además de poder ver a los dos de los cuatro hijos que tienen juntos.

El cantante Miguel Bosé formó una familia junto a Ignacio Palau antes de separarse.
El cantante Miguel Bosé formó una familia junto a Ignacio Palau antes de separarse.

Ciudad de México, México.

La demanda interpuesta contra Miguel Bosé por su ex pareja, Ignacio Palau, en la cual solicita tener acceso a todos sus hijos y recibir manutención, fue admitida a trámite, informó el despacho de abogados Ortolá Dinnbier, especializado en asuntos de familia.

El despacho dijo que Palau, escultor que vivió una relación de 26 años con el cantante, no estaba unido legalmente a él, pero que criaron en familia dos parejas de gemelos, gestados mediante vientres de alquiler y nacidos en 2011: Diego y Tadeo son los mayores y residen en México con el intérprete de "Nena". Ivo y Telmo permanecen en España bajo la tutela de Palau.

Éste exige urgentemente, entre otras cosas, un régimen de visitas y alimentos; es decir, tener acceso de nuevo a Diego y Tadeo.

Entre Bosé y Palau hubo negociaciones previas para evitar llegar al extremo legal, sin éxito.

Mira: Kit Harington, estrella de Game of Thrones, acusado de infiel por modelo rusa

El círculo más próximo al cantante se mantiene en silencio, como quiere el artista. Bosé ha recibido importantes ofertas de televisoras para hablar, pero no ha respondido.

Palau también ha sido tentado en España, pero no ha aceptado. No obstante, sus allegados van revelando detalles de cómo era su vida juntos.

Su relación se rompió hace casi dos años. Bosé decidió irse a vivir a Panamá y Palau lo siguió para mantener unida la familia que habían formado. Ocuparon dos departamentos cercanos: en uno vivía el cantante con los cuatro niños, y en otro, Palau y el personal de servicio, pero nada cambió.

Te puede interesar: Nick Jonas y Priyanka Chopra preparan boda de cuatro días

Palau dependía económicamente de Bosé, por quien dejó todo para seguirle por medio mundo desde que tenía 19 años. Sus esculturas nunca gozaron de aceptación.

Fuentes cercanas afirmaron que Palau disponía de una asignación mensual y una tarjeta de crédito. Cuando la relación se tensó, también se rompió este acuerdo. Palau regresó a España para recabar ayuda de su familia, en Valencia. Ahí vive ahora con Ivo y Telmo y con su madre, quien le ayuda a criarlos.