Más noticias

Hilary Swank prohibió los celulares en su boda

La oscarizada actriz y su esposo, Philip Schneider, se aseguraron así de disfrutar de un enlace íntimo y emotivo a partes iguales

La actriz estadounidense, y ganadora del premio Óscar, Hilary Swank.
La actriz estadounidense, y ganadora del premio Óscar, Hilary Swank.

EUA.

La actriz Hilary Swank (44) se ha animado a compartir públicamente algunos de los detalles más reseñables de la 'boda secreta' con la que, este mismo mes de agosto, contrajo matrimonio con el empresario Philip Schneider en una apartada reserva natural del estado de California: una cita muy especial para la que, además de congregar a todos sus seres queridos, la pareja hizo todo cuanto estaba en su mano a la hora de preservar la intimidad y la magia del evento.

Tanto es así, que los dos enamorados pidieron a todos los asistentes que se abstuvieran de traer sus celulares a la ceremonia y, en su lugar, prestaran toda su atención a lo que allí acontecía para asegurarse de que se implicaban por completo en el intenso intercambio de emociones que se desprendía de tan romántica ocasión.

"Mmmm... La verdad es que resulta difícil escoger un solo momento conmovedor. Por un lado, me hizo mucha ilusión poder recorrer el pasillo de la mano de mi padre y ver a mi alma gemela esperándome en el altar, además de estar rodeada de todos aquellos seres queridos que pudieron hacer el esfuerzo de desplazarse hasta allí. Pero también me pareció adorable que todo el mundo estuviera en silencio. No tuvimos teléfonos móviles en la boda y eso nos sirvió a todos para poder disfrutar al máximo del momento", ha revelado Hilary Swank a la revista Hello!

hillary boda(1024x768)
Philip Schneider y Hilary Swank se casaron dos semanas.


Además del encanto que ya de por sí tiene que un padre pueda asistir a su hija en uno de los rituales fundamentales de cualquier enlace que se precie, en el caso de la oscarizada intérprete este gesto cobró un significado mucho más profundo como resultado de los tres años que Hilary se pasó cuidando de su progenitor después de que este tuviera que someterse a un delicado transplante de pulmón en el año 2015.

"Sí, la verdad es que tras tomarme tres años de baja para cuidar de mi padre, nuestra relación se hizo aún más estrecha y alcanzó una nueva dimensión. Antes de que empezara la boda, nos sentamos los dos solos y estuvimos hablando unos 20 minutos. Fue algo muy especial y entrañable. Acabé llorando tanto, que estropeé mi maquillaje, pero mereció la pena con tal de tenerle conmigo y de que pudiera jugar un papel tan importante en un día tan importante", ha aseverado en la misma entrevista, justo antes de referirse a otras labores también ejercidas por algunos de sus invitados más queridos.

hilary-swank-wedding-ceremony(1024x768)
La romántica boda de Hilary Swank.



"Dos amigos nuestros, Karen y Willa Griffin, cantaron en la ceremonia mientras mi sobrino Brandon tocaba la guitarra. Luego, la mejor amiga de Philip, Mischa Collins, leyó un poema que había escrito para nosotros. Fue una boda maravillosa, muy enternecedora", ha manifestado.