Más noticias

Quentin Tarantino casi 'mata' a Uma Thurman en Kill Bill

La actriz dijo que el director Quentin Tarantino la forzó a filmar una escena peligrosa que por poco la mata.

En entrevista con el New York Times, Uma Thurman también habló el ataque de Harvey Weinstein.<br/> / AFP PHOTO / Anne-Christine POUJOULAT
En entrevista con el New York Times, Uma Thurman también habló el ataque de Harvey Weinstein.
/ AFP PHOTO / Anne-Christine POUJOULAT

Nueva York, EUA.

La actriz Uma Thurman reveló hoy que por poco muere al grabar una escena en la que Quentin Tarantino la forzó a grabar mientras filmaban "Kill Bill"

Además habló sobre un ataque sexual de parte de Harvey Weinstein en Londres, y recordó que ya entonces le advirtió que si repetía esos actos la carrera del productor de Hollywood se derrumbaría.

Thurman relató sus experiencias con Tarantino y Weinstein a una columnista de The New York Times, que hoy publica la nota después de haberla entrevistado en una fecha no precisada en su casa de Nueva York.

- Otra víctima de Weinstein -

La actriz dijo que conoció a Weinstein a raíz de "Pulp Fiction" (1994), que ella protagonizó junto con John Travolta, dirigida por Quentin Tarantino y con Wieinstein como uno de los integrantes del equipo de producción.

"Solía hablar horas sobre material (cinematográfico) y felicitándome y reconociendo mi valía (...). Controlaba el tipo de películas y directores que eran adecuados para mí", agregó.

En una fecha no precisada después de que comenzara esa relación, Weinstein y Thurman se encontraban en la habitación de un hotel en París cuando el productor apareció en bata y le pidió que le acompañara a otro lugar mientras hablaban, y acabaron en una sauna.

Cuando llegaron allí, la actriz le cuestionó qué estaban haciendo ese lugar, calificó la situación como "ridícula" y el productor, "muy nervioso y enojado" salió corriendo.

Pero fue poco después en la suite de Weinstein en el hotel Savoy de Londres donde el productor la empujó hacia abajo y trató de abalanzarse sobre ella.

"Hizo todo tipo de cosas desagradables", relató Thurman, que se comportó como "un animal escabulléndose, como un lagarto", intentando que "el tren volviera a su carril".

Al día siguiente recibió un ramo de rosas de Weinstein como disculpa, y aceptó subir a su habitación del Savoy, donde Thurman le dijo: "Si haces a otras personas lo que me hiciste a mí, perderás tu carrera, tu reputación y tu familia, te lo prometo".

Cuando se le preguntó sobre el relato de Thurman sobre los encuentros, un portavoz de Weinstein le dijo al New York Times: "El señor Weinstein reconoce haberse propasado con la señorita Thurman en Inglaterra después de malinterpretar sus señales en París. Inmediatamente se disculpó". El productor también negó haber amenazado la carrera de Thurman.

Recordando ahora esta relación, Thurman reconoce sentirse "muy mal" sobre todas las mujeres que fueron atacadas después de ella.

"Yo fui una de las razones que una joven mujer pudiera entrar a su habitación sola, de la forma en lo que lo hice yo", agregó la actriz, que recordó la colaboración que hubo entre Weinstein y Tarantino, incluyendo la saga "Kill Bill".

"Todos estos corderos (las jóvenes que menciona) acabaron en el matadero porque estaban convencidos de que nadie que alcance esa posición (como Weinstein) haría algo ilegal contra ti, pero lo hicieron", agrega.

Thurman (c) conoció a Weinstein (d) por el cineasta Tarantino (i) FOTO AFP

- Un accidente casi mortal -

Thurman también reveló en la entrevista con el New York Times que resultó gravemente herida en el set de Kill Bill mientras conducía ese convertible azul, que Thurman llamó "caja de muerte".

Según Thurman, después de ser advertida sobre la naturaleza insegura del vehículo, ella pidió que un conductor de acrobacias filmara la escena; sin embargo, Tarantino finalmente la presionó para ponerse detrás del volante. Durante la filmación, Thurman accidentalmente estrelló el auto contra un árbol, causándole lesiones graves en el cuello y las rodillas. "Sentí este dolor abrasador y pensé: 'Dios mío, nunca voy a volver a caminar'", dijo Thurman. "Quentin y yo tuvimos una pelea enorme, y lo acusé de tratar de matarme. Y estaba muy enojado con eso, supongo que comprensiblemente, porque no sentía que hubiera intentado matarme".

Cuando el abogado de Thurman envió una carta a Miramax reservándose el derecho a demandar por el accidente, tanto los productores como Tarantino se negaron a darle a Thurman imágenes del accidente; 15 años más tarde, Tarantino finalmente cedió y le dio a la actriz el metraje del choque, que está incluido en la entrevista del New York Times.

"Harvey me agredió, pero eso no me mató", dijo Thurman, agregando que el choque causó una brecha entre ella y el director.

*Con información de EFE.