México intercepta a 108 migrantes hacinados en camión

En la detención se reportaron varios migrantes hondureños.

Fotografía cedida este sábado por la Guardia Nacional de México en la que se registró un camión que transportaba a 108 migrantes centroamericanos ilegales, interceptados en el municipio de General Bravo (estado de Nuevo León, México).
Fotografía cedida este sábado por la Guardia Nacional de México en la que se registró un camión que transportaba a 108 migrantes centroamericanos ilegales, interceptados en el municipio de General Bravo (estado de Nuevo León, México). /

México, México.

La Guardia Nacional de México interceptó un camión que se dirigía a la frontera estadounidense con 108 migrantes centroamericanos hacinados en su interior, informó este sábado la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

"Elementos de la Guardia Nacional que patrullaban en las inmediaciones del municipio de General Bravo, estado de Nuevo León, auxiliaron a 108 migrantes centroamericanos que se dirigían al norte del país y viajaban en la caja de un tractocamión en condiciones de hacinamiento", detalló la dependencia en un comunicado.

Según el relato de los hechos, los agentes interceptaron el camión, acoplado a un semirremolque, en cuya cabina encontraron a cinco personas de origen hondureño.

"Al momento de acercarse a la caja se escucharon diversos golpes, por lo que solicitaron al conductor una inspección. Al abrir las puertas se percataron que trasladaban a 103 ciudadanos centroamericanos, quienes no contaban con la documentación que amparara su legal estancia en el país", informó el comunicado.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad, se proporcionó agua a los migrantes y, posteriormente, fueron trasladados a unas instalaciones del Instituto Nacional de Migración (INM).

migrantes-detenidos-mexico-hondurenos2(800x600)
La Guardia Nacional de México detuvo a los migrantes.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el viernes la reanudación a partir del próximo 19 de febrero de la atención de los solicitantes de asilo devueltos a México bajo los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, en inglés), también conocidos como "Permanezca en México".

Este programa, impulsado por el expresidente Donald Trump, dejó varados en campamentos de la frontera a miles de migrantes que tenían que esperar en México a que se resolviera su solicitud de asilo ante Estados Unidos.

A pesar del anuncio, el Gobierno mexicano hizo un llamado el mismo viernes a los migrantes para que no acudan a la frontera, puesto que la medida de Biden solo se aplicará en unos casos particulares y los pasos fronterizos siguen cerrados.

Muchos de los migrantes en el norte de México sufren ataques de grupos criminales o son víctimas de mafias de tráfico de personas.

El pasado 22 de enero fueron hallados 19 cuerpos, la mayoría de ellos guatemaltecos, calcinados en una camioneta en el fronterizo estado de Tamaulipas.

No obstante, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que secundó el programa "Permanezca en México" de Trump, aseguró esta semana que en el país no hay "violación a los derechos humanos" de los migrantes.

La Prensa