Piden protección para migrantes tras muerte de un hondureño con Covid-19 en un albergue

DDHH de México pide "salvaguardar la salud y la vida de las personas alojadas en la Casa del Migrante".

México.

Cientos de migrantes centroamericanos salieron de sus países para viajar de forma irregular a Estados Unidos y cuando iban cruzando México la pandemia del Covid-19 les impidió continuar su recorrido.

Las autoridades mexicanas implementaron un confinamiento y los migrantes tuvieron que quedarse en los distintos albergues, en donde presuntamente no se estaban respetando sus derechos humanos.

En ese sentido, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México solicitó medidas cautelares a las personas alojadas en las Casas del Migrante de Caborca y Sonorita, para "salvaguardar la salud y la vida" de estas personas, ante la pandemia por Covid-19.

La solicitud de la CNDH fue luego de que el 23 de julio tuviera conocimiento del fallecimiento de un hondureño en el albergue "Casa del Migrante", ubicado en Caborca, Sonora, a quien se le practicó una prueba para detectar la Covid-19, la cual dio positiva.

Los veedores de derechos humanos visitaron la Casa del Migrante en Caborca y observaron que las personas "se encontraban en situación de vulnerabilidad al carecer de insumos necesarios para prevenir un brote de SARS-CoV2, como insuficiencia de cubrebocas y alcohol en gel; deficiencias y falta de infraestructura para la higiene, ya que existe solo un baño con regadera, y condiciones indignas de alojamiento, toda vez que los dormitorios están construidos con plástico y lámina, lo cual resulta inconveniente para mantener sana distancia entre las personas migrantes albergadas", informaron en un comunicado.

Tras la inspección, la CNDH solicitó las medidas cautelares a las autoridades locales de Sonora, que se comprometieron a otorgar la protección a los migrantes, mientras que Salud aseguró que les practicarán pruebas a cada uno de los alojados el albergue.

Se informó que ninguno de los migrantes en los albergues de Caborca y Sonorita tienen síntomas del nuevo coronavirus, pero aún así serán sometidos a pruebas para corroborar que no hayan infectados en las Casas del Migrante.

Los migrantes por su parte salieron a marchar en Caborca para pedir respeto, ya que "somos trabajadores internacionales", dijeron.

Asimismo, pidieron apoyo para llegar hasta la frontera con Estados Unidos, país al que quieren ingresar para buscar un futuro mejor.

La Prensa