Más noticias

Apenas el 34% de las mujeres participa en mercado laboral

En algunas actividades como la maquila había más damas laborando, pero eso está disminuyendo.Después de los 30 años de edad, las féminas tienen mayor posibilidad de lograr un empleo formal.

MATERNIDAD. Es una de las causas que en muchos casos limita que las mujeres sean empleadas. Foto: Gilberto Santos
MATERNIDAD. Es una de las causas que en muchos casos limita que las mujeres sean empleadas. Foto: Gilberto Santos

TEGUCIGALPA.

Enma Pérez es una empleada de una micro empresa subcontratada por la alcaldía capitalina para limpiar los bulevares de esta ciudad y gana un exiguo salario de entre 4,000 y 6,000 lempiras al mes, si logra trabajar horas extras.

Esta madre, que madruga a limpiar un sector del anillo periférico, cerca de la residencial Las Uvas, forma parte de las mujeres que trabajan en Honduras y que apenas ocupan el 34% del mercado laboral, según cifras del Ministerio del Trabajo.

Enma dice que pudiera ganar más, pero la gran “tajada” se la llevan intermediarios contratados por la alcaldía, que se evita de esa manera cubrir las prestaciones sociales que manda la ley.

El ministro del Trabajo, Carlos Madero, sostiene que el mercado laboral hondureño sigue siendo desigual, “porque tiene una participación más grande de hombres que mujeres, las que llegan a un 34%”.

Datos
4.3 millones de hondureños conformaron la población económica- mente activa (PEA) en 2018. Un 39.8% eran mujeres, según el INE.
19 a 24 años es la edad en la que las mujeres logran ocuparse más en una actividad laboral.

Según el ministro, muchos de los asuntos de trabajo en Honduras siguen marcados por temas culturales, y eso se refleja en muchos casos en que las mujeres devengan salarios inferiores.

Las mujeres se desempeñan en un ambiente de exclusión, y en ciertas actividades en las que tenían alta prevalencia, como las maquilas, su participación ha venido disminuyendo”, precisó el secretario de Estado, sustentando en cifras e informes de esa dependencia del Gobierno. Las actividades agrícolas con maquinaria y construcción también están dominadas por los hombres, ya que se cree culturalmente que las mujeres no las pueden desempeñar con eficiencia.

La baja participación de la fuerza femenina en el mercado laboral contrasta con su enorme potencial en la edad de trabajar; por ejemplo, en 2018 había 1.8 millones de hombres en edad de trabajar y 2.2 millones de mujeres, solo en el área urbana.

En el sector rural había 1.5 millones de hombres e igual número de mujeres en edad de trabajar.

Ganan menos. Estudios del Observatorio del Mercado Laboral (OML) concluyeron que el salario medio de las mujeres es inferior al de los hombres, los que encuentran más rápido un empleo por su sexo.

El director del OML, Cándido Ordóñez, explicó que en muchos casos las mujeres están superando a los hombres en el mercado laboral.

Ordóñez señaló que a nivel de educación superior, las mujeres se han acercado mucho a los hombres, referente a la posibilidad de lograr un empleo.

Según el experto, esto se debe, en parte, a que la mujer cada día adquiere mayores capacidades o porque el hombre es menos interesado en incrementar su formación académica.

Cifras
7,615 lempiras al mes es el salario promedio de las mujeres que trabajan en la industria manufacturera, según el Ministerio del Trabajo.
8,190 lempiras es el salario promedio que devengan los hombres en la industria de la manufactura, según la Secretaría del Trabajo.

Otro fenómeno que ocurre en el mercado laboral, según el OML, es que cuando las empresas despiden personal por diversas causas por lo general se enfocan en las mujeres jóvenes, ya que están en una edad con un mayor potencial para la maternidad, lo que eventualmente puede incrementar sus costos laborales.

De acuerdo con cifras oficiales, las mujeres tienen menos posibilidades de adquirir un trabajo formal en una edad de entre 19 y 29 años.

En cambio, cuando una mujer supera los 30 años, tiene más posibilidades de un empleo, puesto que a esa edad ha logrado una formación académica importante y por lo general entre sus planes ya no está procrear más hijos.

Otra de las ventajas de la mujer es que es más responsable en sus trabajos cuando supera los 30 años.

Conforme al OML, cuando las mujeres tiene menos de 30 años su posibilidad de disputar una plaza con un hombre es de un 40%. Cuando las damas son mayores de 30 años superan en un 10% a los caballeros.

Esa cifra no es muy alta, pero sí refleja que las mujeres han tenido un repunte en el mercado de trabajo”, precisó el funcionario.

Ordóñez reconoce que en muchas empresas las mujeres siguen siendo víctimas de abuso, pues a pesar de que trabajan las ocho horas diarias que la ley manda, y a veces hasta más, no les pagan el salario mínimo, ni mucho menos otras conquistas como el decimotercero y decimocuarto mes de salario.