205 hombres y 107 mujeres, los fallecidos a la fecha por COVID-19 en Honduras

La cifra total de víctimas mortales por coronavirus en nuestro país incluye a niños, adolescentes y jóvenes (12 por todo), de acuerdo con datos oficiales.

Honduras ha habilitado hospitales móviles y otros ante el límite de capacidad de los principales centros asistenciales que atienden pacientes COVID-19.
Honduras ha habilitado hospitales móviles y otros ante el límite de capacidad de los principales centros asistenciales que atienden pacientes COVID-19.

San Pedro Sula, Honduras.

La curva de casos por COVID-19 en Honduras va en alza, alcanzando hasta el 14 de junio del presente año, 8,858 casos, de los cuales 7,579 se mantienen activos, 967 de ellos se han recuperado y 312 han perdido la batalla desde los hospitales.

La ONG Plan Internacional proporcionó una serie de datos oficiales actualizados y relacionados con todo el entorno del coronavirus en el país, detallando que de las 312 muertes registradas hasta el 14 de junio en Honduras, 205 son hombres (65.71%) y 107 son mujeres (34.29%).

También se dio a conocer que casi todos los hondureños que perdieron la vida son parte de un rango de edad entre 61 a 70 años, les siguen otros compatriotas con rangos de edades de 51-60 y 71-80.

menores.296(1024x768)
La niñez y adolescencia, por su vulnerabilidad, han sido muy afectados por el virus.

La mayor cantidad de personas recuperadas a la fecha son del departamento de Cortés, seguido de Francisco Morazán y Yoro, mientras que la mayor parte de decesos por la enfermedad han ocurrido en Cortés, luego Francisco Morazán, Yoro y Choluteca.

La tasa de letalidad de acuerdo con cifras oficiales es de un 3.52%, con una tasa de recuperación de un 10.92%. De igual manera se informó que los más afectados por el virus de manera activa son mujeres de entre 25 a 40 años.

La Red de Instituciones por los Derechos de la Niñez y la Adolescencia (Coiproden) en Honduras, notificó a LA PRENSA que al 14 de junio hubo 2,566 casos de COVID-19 en jóvenes de 19 a 30 años, 266 casos en adolescentes de entre 12 y 18 años, 148 en infantes de 6 a 11 años y 151 de 0 a 5 años como parte de la primera infancia.

También se supo que la mayor cantidad de niños contagiados está en el departamento de Cortés (1,673 casos), después Francisco Morazán (875) y por último Atlántida (101).

Un llamado unánime

Ante el incremento acelerado que se ha registrado en los últimos días de casos COVID-19 y ante el inminente colapso del sistema hospitalario, Coiproden pidió a la población en general tomar conciencia de la gravedad de la situación.

Hicieron hincapié que bajo ninguna circunstancia se debe dejar de utilizar la mascarilla, así como el constante lavado de manos, y en caso de presentar síntomas de COVID-19, mantener la calma y buscar asistencia médica. También solicitaron salir de casa solamente si es necesario, además de proteger a la niñez y adultos mayores.

Medidas

Las autoridades hondureñas extendieron ayer la alerta roja hasta el próximo 14 de junio a causa del virus y a solicitud de la Secretaría de Salud, indicó el director interino de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Carlos Cordero.

Señaló que la ampliación ha sido adoptada como parte de las medidas de contención para evitar la propagación de la enfermedad. Cordero indicó también que el objetivo de la alerta roja es facultar al Gobierno central y a los administraciones locales para que ejecuten acciones de contención de propagación del virus, especialmente en los departamentos que registran casos confirmados.

Lea además: Conozca los mitos y verdades en torno a fallecidos por COVID-19

A pocas horas de la reactivación económica, el funcionario destacó que es "obligatorio" que la ciudadanía utilice mascarilla al salir de su casa y advirtió que quien no cumpla la medida será sancionado con "multas o trabajo comunitario".

Hizo un llamado a "la reflexión" para que los hondureños velen por su propio bienestar, ya que la primera responsabilidad de cuidar la vida es de cada uno, por lo que es importante evitar las aglomeraciones y lavar de manera frecuente las manos.

El Gobierno de Honduras también extendió hasta el 14 de junio el toque de queda que rige desde mediados de marzo, medida que restringe la circulación de personas a un dígito para que puedan hacer compras en supermercados, farmacias, ferreterías, gasolineras y trámites en bancos.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Jair Meza indicó que las personas con los documentos cuyo dígito finalice en 6, 7, 8, 9 y 0, podrán salir del 8 al 12 de junio a los diferentes establecimientos autorizados. El sábado y domingo no circula nadie, solamente personal autorizado.

Señaló que el sábado y domingo queda prohibida la circulación de vehículos, salida de personas a nivel nacional, salvo las excepciones establecidas en el decreto ejecutivo de medidas preventivas, quienes deben justificar ante la autoridad competente su movilización portando su identificación y respectivo salvoconducto.

Los negocios y empresas que participarán en la primera fase de reactivación económica deben entregar "de manera obligatoria" a sus empleados mascarillas, gel desinfectante y tomar su temperatura, según las autoridades hondureñas.

La Prensa