Más noticias

Labriegos de Cayaguanca están perdiendo tierras

<p>En el exbolsón, frontera entre Honduras y El Salvador, los campesinos denuncian abandono del Gobierno.</p>

VER MÁS FOTOS
/

Los campesinos de Cayaguanca claman por ayuda y urgen que el Gobierno tome acciones para que logren salir de la difícil situación en que están debido a que los costos de producción los dejan prácticamente sin ganancia por su trabajo.

Este sector pertenece a Ocotepeque y es uno de los seis exbolsones, nombre con el que se conocía a las zonas fronterizas que se disputaron hace casi 20 años el Gobierno de Honduras y el del El Salvador. Emiliano Erazo Santos explicó que el problema es que gastan demasiado para producir y el Gobierno suspendió la ayuda que brindaba antes a los labriegos. “Antes las autoridades nos ayudaban, pero ahora más bien lo que compramos para la tierra es más caro en esta zona. Muchas personas pidieron préstamos poniendo como garantía sus terrenos de cultivo, pero como no sacan ganancia no han podido pagarle al banco y algunos están incluso perdiendo sus tierras”.

Erazo manifestó que el Estado se ha olvidado de ellos y pide que cambien esa actitud.

“No es posible que no nos tiendan la mano. Somos hondureños también y merecemos que nos tomen en cuenta”, declaró el poblador.

Cristian Acosta, alcalde de Ocotepeque, dio a conocer algunos de los factores que más han afectado a los campesinos.

“Al pequeño productor le está costando sacar producción de las tierras; prácticamente le están quedando ociosas porque los fertilizantes están caros, hay poco acceso a las comunidades. Este año no se entregó el bono tecnológico que el Gobierno da a principios de invierno y eso también afectó enormemente a la gente.

Se entregó en 2010 y 2011, pero este año no hubo y eso dañó mucho la economía de la gente que produce; a cuentagotas van y pueden hacer un esfuerzo por producir en el año”.

Acosta no escondió su preocupación por el problema en la zona. “En esta zona hay unos cinco mil productores, se produce maíz, frijoles, cebolla, hortalizas. Estamos en la temporada de maíz y frijol y la gente no tuvo la ayuda del Gobierno”.

Además, en la zona se necesita mejorar la oferta educativa.

Igual o peor que antes

El funcionario expresó que en dos décadas casi todo sigue igual en Cayaguanca. “Han pasado 20 años desde la demarcación de frontera, pero los problemas están, nada ha cambiado. La población sigue en las mismas condiciones, necesitando ayuda del Gobierno. La situación creo que empeoró porque si alguien tenía ayuda del Gobierno de El Salvador, ahora no la tiene. Hay problemas de abastecimiento de agua y condiciones mínimas para el desarrollo.

Después de 20 años podría decir que están igual o peor las cosas que antes de que delimitaran la zona”.

Ana Gladys Erazo, directora y profesora de la escuela San Sebastián de Cayaguanca, se refirió a esta situación.

“A pesar de que estamos compitiendo con El Salvador, el Gobierno de Honduras no nos ayuda en educación, nos olvidan. Los salvadoreños tienen todo más desarrollado. Urgimos que nuestros políticos respondan”.

Ver más noticias sobre Honduras