Más noticias

La foto del caos en la Biosfera del Río Plátano

<p>A la derecha luce cómo debería ser en su totalidad y a la izquierda, como el monstruo en que la está convirtiendo la mano asesina del hombre.</p>

VER MÁS FOTOS

A la derecha luce cómo debería ser en su totalidad: una maravilla natural de árboles frondosos y espesa vegetación. Y a la izquierda, como el monstruo en que la está convirtiendo la mano asesina del hombre: una selva descombrada y árida que sufre una lenta agonía.

La gráfica aérea captada por LA PRENSA es la misma imagen que despertó la molestia de los funcionarios de la Unesco y que no deja lugar a ninguna duda: la Biosfera del Río Plátano, el segundo pulmón de América y uno de los más importantes del mundo, empieza a morirse...

...Una vez que el helicóptero aterriza en Musing, zona núcleo de la reserva, y las hélices dejan de girar, se espera que termine el ruido y que el cantar de los pájaros sea la alegría de la biosfera.

Pero el ruido sigue. Lamentablemente lo producen motosierras que alertan a los soldados. De inmediato el suboficial a cargo del destacamento ordena a tres elementos movilizarse a las propiedades cercanas y detener a los asesinos del bosque.

Los buscan, pero los depredadores huyen cuando detectan la presencia de la autoridad, dejando en el lugar esparcidos los restos de los árboles jóvenes que han sido talados.

La destrucción de la biosfera en Musing se ha convertido en una práctica normal. Sólo en 2010 descombraron 1,285 hectáreas de bosque.

El corte y tráfico de madera de color va en aumento. En zonasa donde antes la vegetación no dejaba ver manchas desérticas se levantan ahora paisajes áridos y escombros diseminados en zonas importantes de la biosfera como la Cultural, la de Amortiguamiento y el núcleo.

La reserva tiene áreas destruidas en Olancho, Colón y Gracias a Dios. Un monitoreo realizado en 2010 por el Instituto de Conservación Forestal, ICF, dio fe de los daños.

Se levantó la información y se pidió interponer denuncias contra los depredadores para aplicarles todo el peso de la ley.

Según los artículos del 172 al 176 de la Ley Forestal, a los infractores de delitos contra la flora se les castiga con penas de cuatro hasta 15 años de reclusión.

La depredación

El crimen ambiental en la Biosfera del Río Plátano es evidente. La preocupación de los habitantes que conviven directamente con el bosque es que además de los daños que se están ocasionando con la tala ilegal del bosque también ellos están siendo objeto de amenazas de muerte e intimidación por parte de los responsables de estos hechos cuando los pobladores se atreven a denunciar.

“Desde aquí podemos ver cómo se desprende un chorro de humo del Cerro Baltimore, y cómo las motosierras están acabando con los árboles y la riqueza de esta biosfera. Da lástima cómo se destruye el bosque, aquí el dinero compra conciencias, porque no estamos hablando que es una o dos motosierras las que están dañando la zona adonde tenemos nuestras fuentes de agua, aquí ganaderos fuertes compran hasta 40 motosierras y el bosque es víctima de la ambición desmedida del hombre.

Estamos muy preocupados porque en comunidades como Musing y Mahor no hay autoridades, no se puede denunciar y qué le vamos a dejar a nuestros hijos”, relató un dirigente de una comunidad de la biósfera que pidió omitir su nombre al temer por su vida.

Congreso intervendrá

Por peligro de perder la categoría de Patrimonio de la humanidad, el Congreso Nacional proyecta crear una comisión interventora para que aborde la problemática que se vive en la Biosfera del Río Plátano.

Luego de las denuncias publicadas en LA PRENSA, el diputado Augusto Cruz Asencio, presidente de la comisión del Ambiente, presentó ayer ante el pleno del Congreso Nacional un proyecto de ley orientado a crear una comisión interventora de la Biosfera del Río Plátano.

Los informes de LA PRENSA establecen una acelerada destrucción de la Biosfera, empezando desde el uso para la agricultura, hasta el narcotráfico, tala ilegal y hasta la cacería de animales exóticos.

Las 833,000 hectáreas de bosque que forman la Biosfera, ubicada en Olancho, Colón y Gracias a Dios, fue declarada en 1982 Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura, Unesco, y participó en 2008 en el concurso las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

En ese sentido, había un compromiso del Estado de proteger la reserva; sin embargo, LA PRENSA detectó que hasta pistas clandestinas existen en el lugar, y sus moradores relataron cómo eran testigos y cómplices de los narcotraficantes al momento de transportar la droga.

A dictamen

En ese sentido, el artículo 1 establece “crear una Comisión Especial de Monitoreo en materia de Medio Ambiente y Cambio Climático, orientada a conocer, participar conjuntamente en el monitoreo y dar recomendaciones específicas a la institucionalidad del Estado en materia ambiental y cambio climático”.

En la exposición de motivos, la iniciativa, que fue enviada a una comisión dictaminadora, establece que “vigilarán todas las áreas protegidas y los convenios suscritos por Honduras como la Declaratoria del Patrimonio de la Humanidad de la Reserva de la Biosfera del Río Plátano, la cual representa un 7% del territorio nacional, y que es parte del Corredor Biológico Mesoamericano, y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1982, y que según informes de descombros del ICF, y el MP, continúan los descombros y el deterioro ambiental, identificando más de 50 puntos de enorme vulnerabilidad que afectan tanto la zona núcleo como de amortiguamiento y parte de la sección limite del Parque Nacional Patuca. A esto hay que agregar que en esas áreas se ha incrementado activamente la presencia del narcotráfico”.

Agrega que en vista de lo anterior y que recientemente ha sido objeto de una inspección por parte de la Unesco, una vez más, ya que en 2007 se le quitó de la lista roja para ser despojada como Patrimonio de la humanidad, en vista que en ese entonces el Gobierno se comprometió a tomar las medidas oportunas.