Más noticias

Katrachamoys: Innovación al estilo hondureño

Las chamoyadas mexicanas fueron adaptadas a las preferencias de los hondureños. Con 13 opciones de nieves, cuentan con un producto para todos los gustos y edades.

El empresario Héctor Escobar, quien muestra una de las Katrachamoys que él <br/>mismo elaboró, asegura que la perseverancia es clave para el éxito de todo emprendedor.
El empresario Héctor Escobar, quien muestra una de las Katrachamoys que él
mismo elaboró, asegura que la perseverancia es clave para el éxito de todo emprendedor.

San Pedro Sula, Honduras

El deseo de sacar adelante a sus familias es el motor que impulsa a muchos hondureños que deciden emprender un negocio.

Dato
La nieve más famosa es la Mango Mango, la cual contiene nieve, mango maduro, chamoy, tajín, chile en polvo y la jalea de su elección.

“La necesidad nos impulsó a buscar algo distinto”, dijo el empresario Héctor Escobar, quien junto a su esposa Katherine Caballero, crearon una exitosa empresa que ofrece las famosas Katrachamoys, una bebida mexicana conocida como chamoyadas que ellos adaptaron exitosamente al estilo hondureño.

El principal ingrediente de esta refrescante bebida es el chamoy, un tipo de salsa elaborada a base de frutas de temporada. Escobar señala que en México el chamoy es más picante, “nosotros lo adaptamos poniéndole más sabor, a modo que el hondureño se fuera acostumbrando”.

El negocio se constituyó en abril, actualmente están ubicados en barrio Los Andes, en el centro comercial Altara y el Bazar del Sábado. Muy pronto estarán en un nuevo lugar con un parqueo más amplio para conveniencia de los clientes.

A pesar del éxito que hoy están disfrutando, el inicio no fue nada fácil. Fueron cuatro meses de mucho trabajo, ambos tenían incertidumbre porque no sabían cómo recibirían los sampedranos esta nueva receta: chile con helado, una mezcla de sabores que nunca se había explorado en el mercado hondureño. “Gracias a Dios, al final fuimos agarrando clientela, fuimos mejorando la receta”, relata.

Sabores
Los clientes pueden escoger entre las jaleas de tamarindo, fresa, sandía, chamoy, maracuyá y limón.

Entre su variado menú es posible encontrar alrededor de 13 opciones de nieves: La Katracha Loca, La Mexicana, Caribeña, Big Mamoy, Unicornio, Mango Mango, Mango Fresa y Fresandía, entre otras. Además de paletas de sabores y dulces mexicanos.

Con base en la experiencia adquirida como empresario, Escobar no duda en afirmar que “la clave del éxito es perseverar” y ser decididos. Al principio su esposa Catherine dejó el trabajo y luego lo hizo él para poder dedicarse a tiempo completo al negocio.

Escobar atribuye el éxito de la empresa al hecho de contar con variedad de productos para todos los gustos y para todas las edades, incluso si lo quieren sin chamoy, ellos tienen diferentes opciones que se adaptan a las necesidades de cada cliente.

Sumado a ello, también destaca la promoción que tienen en las redes sociales y la radio, lo que ha sido muy importante para dar a conocer su producto.

En cuanto a la formalización del negocio, Escobar sostiene que aunque al principio este proceso parece algo complicado, ellos contaron con el apoyo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, CCIC, lo que hizo que fuera más fácil de lo esperado.

El empresario invita a las personas que desean emprender “a que se armen de valor y que no tengan miedo. Teniendo las ganas de salir adelante, todo se puede”, destaca.

De interés

Las nieves incluyen churros y tarugo, una pajilla cubierta de dulce de tamarindo con sabor picante.