Destacan labor de dos técnicos automotrices de Honduras y El Salvador

Super Repuestos instituyó el Primer Premio “Don Salvador Morales" para reconocer el liderazgo, servicio y heroísmo de los técnicos automotrices.

Don Jorge Velásquez fue nominado como Técnico Automotriz del Año por su carisma y vocación de servicio.
Don Jorge Velásquez fue nominado como Técnico Automotriz del Año por su carisma y vocación de servicio.

Tegucigalpa, Honduras.

Para destacar sus virtudes y la admirable labor a favor de sus comunidades, Super Repuestos premió a dos técnicos automotrices de la región centroamericana que realizan este noble oficio con un alto nivel de compromiso.

Se trata de Jorge Velásquez de Honduras y Ricardo Recinos de El Salvador, cuyo papel durante la pandemia fue clave para que sus clientes pudieran movilizarse sin contratiempos, en medio de la crisis sanitaria.

El “Primer Premio Don Salvador Morales al Técnico Automotriz del Año” busca premiar a los héroes sin capa que destacan por su esfuerzo, conocimiento y compromiso. El premio es un homenaje al legado de don Salvador, fiel reflejo de las virtudes humanas que todo buen técnico automotriz debe emplear en su vida, tales como: liderazgo, responsabilidad, honestidad, profesionalismo, compromiso, entre otras.

web-superrepuestos 2.1(800x600)
Además de técnico automotriz, don Ricardo Recinos también es parte de la Cruz Roja Salvadoreña.

Los homenajeados

Jorge Velásquez es un hábil técnico automotriz y un hombre honesto, comprometido y dispuesto a hacer el bien en su comunidad, cualidades que demostró durante la pandemia en Honduras.

“En el transcurso de este 2020 hemos tenido cualquier cantidad de situaciones que afrontar: la pandemia del covid-19 y los huracanes. Todos lo hemos sufrido, pero esta no es razón para dejar de apoyar, ¡al contrario!”, expresó.

Don Jorge puso su taller “Auto Servicio El Prado” al servicio de quienes lo necesitaran, sin cobrar un centavo.

Su carisma y su actitud hacia el prójimo nos deja muchas lecciones en una época tan difícil como la que se vive actualmente en la región centroamericana.

En medio de la adversidad, gracias a personas como don Jorge, podemos contar muchas anécdotas de solidaridad y hermandad. Muchos encontraron en sus manos, no solo a un hábil técnico automotriz, sino a un hombre honesto, comprometido y dispuesto a apoyar a quienes lo necesitaran en Honduras.

web-superrepuestos 3.1(800x600)
Super Repuestos reconoce que lo que hace un gran técnico automotriz son sus virtudes, es lo que lo convierte en líder en esta profesión.

Mientras tanto en El Salvador, Ricardo Recinos luchaba desde su trinchera, el taller “Richard”, ubicado en Sonsonate.

A pesar que el 2020 le dejó grandes pérdidas, su labor no se limitó al espacio de su taller. Durante los primeros meses de la pandemia también fue auxiliar de médicos, ya que confiaban en él para trasladar pacientes hacia los hospitales más cercanos en su comunidad.

El estar dispuesto a apoyar las 24 horas del día, los siete días de la semana, son virtudes que demuestran su vocación de servicio, una virtud primordial en su oficio de técnico automotriz que ejerce desde hace 35 años, además de servir en la Cruz Roja Salvadoreña, donde forma parte desde hace 17 años.

Ambas historias, la de Jorge Velásquez y Ricardo Recinos, demuestran el liderazgo, servicio y heroísmo de los técnicos automotrices para sacar adelante a sus países de origen. Por estas cualidades ambos fueron nominados a este importante reconocimiento.

web-superrepuestos 4.1(800x600)
Este premio lleva el nombre de Salvador Morales, quien falleció de covid-19, dejando un legado de servicio y compromiso.

Liderazgo

Este premio que promueve Super Repuestos está dedicado a Salvador Morales, quien falleció a causa del covid-19, dejando un legado de servicio que inspira a miles de técnicos automotrices en la región. Usando su gabacha y herramientas, marcó la diferencia desde su negocio familiar “Servicio Automotriz Morales”, el cual fundó hace 43 años en el centro histórico de San Salvador. Don Salvador fue un técnico automotriz y un padre ejemplar, un personaje enfocado en el servicio y en su familia.

Don Salvador enseñó a sus hijos que “al igual que en un motor, la vida tiene una mecánica donde cada pieza es importante para que todo marche”.

Afirmaba que un buen trabajo no solo consiste en arreglar carros, sino también en proteger a las familias que en él se conducen.

También formó a una nueva generación de salvadoreños que ahora son parte de los equipos de primera línea en atención de la pandemia.

Su legado ya trasciende a tres generaciones a quienes heredó el esfuerzo, el sentido de mejora continua y el valor del trabajo para la comunidad.

Super Repuestos premia este liderazgo que ha que hecho que este sector, el de los técnicos automotrices, haya salido adelante.

El legado que deja don Salvador no solo es para su familia, sino para que los técnicos automotrices sean diferentes a través de valores, para generar impacto en el entorno y en sus puestos de trabajo. “Los talleres no son los conocimientos técnicos, son personas que sirven a personas”, decía.

La Prensa