Garantiza el rendimiento escolar de tus hijos

Por su alto valor nutricional, el huevo se debe incluir en la dieta de los niños en edad escolar

Los niños de edad escolar se pueden concentrar mejor en clase si comen alimentos balanceados.
Los niños de edad escolar se pueden concentrar mejor en clase si comen alimentos balanceados.

San Pedro Sula, Honduras.

Ahora que inician las clases, debes asegurarte que tu hijo cuenta con salud y bienestar físico, factores claves para fortalecer sus niveles de aprendizaje, desarrollo y éxito escolar.

Durante el período de vacaciones y debido al exceso de platillos y golosinas que se ingieren durante las fiestas de fin de año, es necesario que evalúes la salud de tu hijo en este regreso a clases.

En este control médico debes evaluar su vista, oído, piel y dientes. Hazle exámenes con regularidad y cuando esté enfermo. La evaluación de sus dientes se debe realizar dos veces al año.

Los niños, debido a sus altos requerimientos nutricionales, deben seguir una dieta saludable. Por ello se recomienda la combinación de alimentos de distintos grupos para aportar todos los nutrientes que ellos necesitan.

Desayuno
La primera comida del día es clave para que los pequeños puedan rendir durante la jornada de clases.

Entre estos alimentos están las carnes y huevos, lácteos, frutas y hortalizas, y cereales, legumbres y derivados.

El huevo es un alimento muy atractivo, ya que proporciona un alto contenido en nutrientes esenciales. Aporta entre el 10 y el 20% de las ingestas diarias recomendadas de un gran número de vitaminas y minerales, incluyendo el hierro, siendo estos, además, muy fáciles de absorber.

La proteína que aporta el huevo es una de las de más alta calidad, dado su perfil de aminoácidos esenciales y el perfil lipídico es probablemente el más equilibrado dentro de los alimentos de origen animal.

Un buen descanso también es vital para su rendimiento escolar. Cada noche los niños necesitan dormir las horas suficientes para reponerse, se recomiendan al menos ocho horas de descanso. Eso le ayudará a estar listos para emprender un día completo de aprendizaje.

Cuando elijas su mochila, asegúrate que el alto de la misma no supere los hombros del niño que la va a cargar cuando esté sentado y el ancho no sea mayor que sus hombros. El peso de la carga no tiene que sobrepasar nunca el 10% del peso del alumno.

La Prensa