Más noticias

Investigaciones vinculan consumo del huevo con disminución del riesgo de cáncer de mama

Aporta aminoácidos, vitaminas y minerales, que reducen el riesgo de desarrollar esta enfermedad

Los beneficios del huevo contra este mal han sido avalados por diversos estudios.
Los beneficios del huevo contra este mal han sido avalados por diversos estudios.

San Pedro Sula, Honduras.

Para prevenir el cáncer de mama los expertos recomiendan una alimentación sana y equilibrada, combinada con actividad física que ayuda a evitar el sobrepeso y la obesidad, factores que aumentan el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Por años, los investigadores han estado estudiando de qué manera se relacionan determinados alimentos con el cáncer. Este es el caso del huevo que, según diversos estudios, se vinculan con un menor riesgo de desarrollar esta enfermedad.

Aporte
Un solo huevo contiene 113mg de colina, tomando dos se cubren más o menos el 50% de las necesidades de este nutriente esencial.

Una investigación respaldada por los Institutos Nacionales de Salud (NIH por sus siglas en inglés), reveló que la colina, un nutriente esencial que se encuentra en alimentos como el huevo, se asocia con una reducción del 24% en el riesgo de padecer cáncer de mama.

“La colina es necesaria para el funcionamiento normal de las células, sin importar su edad o sexo”, dijo Steven H. Zeisel, de la Universidad de Carolina del Norte, autor del estudio e investigador líder.

Por su parte, expertos de la Universidad de Harvard, destacan en una investigación del 2013 que consumir huevo en la adolescencia podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama en la edad adulta.

El estudio, que fue publicado en la revista Breast Cancer Research, reveló que las mujeres que consumieron una mayor cantidad de huevos, fibra y grasas vegetales regularmente entre los 12 y los 18 años, desarrollaron en menor medida la enfermedad en la edad adulta.

De igual forma, un estudio de mujeres chinas y publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention en 2005, mostró que aquellas que informaron comer al menos seis huevos por semana, el riesgo de desarrollar cáncer de seno fue 44% menor que para las que comieron dos o menos huevos. De ahí la importancia de incluirlos en su dieta.