25/05/2024
11:05 PM

Ley antievasión causa diferencias en Honduras

Funcionarios de la Secretaría de Finanzas y la Dirección Ejecutiva de Ingresos, DEI, no se ponen de acuerdo para emitir una ley que controle esa pérdida de ingresos para el Estado.

    Mientras en el país expertos en el tema afirman que se pierden unos 12 mil millones de lempiras al año por la evasión fiscal, funcionarios de la Secretaría de Finanzas y la Dirección Ejecutiva de Ingresos, DEI, no se ponen de acuerdo para emitir una ley que controle esa pérdida de ingresos para el Estado.

    El diputado Liberal José Azcona, promovió el año pasado una iniciativa de ley en ese sentido, que específicamente buscaba recaudar más fondos para el Estado, pero sin incrementar o implementar ningún impuesto más.

    Al mismo tiempo, la Secretaría de Finanzas remitió también al Legislativo otro anteproyecto de ley, orientado en el mismo sentido, pero al cabo de los días fue retirado del Congreso por la misma Secretaría de Finanzas.

    El diputado Azcona señaló que al conocer del proyecto de Finanzas adhirió el suyo a ese documento, y al final, una comisión dictaminadora del Congreso se quedó con un solo documento en estudio.

    Según Héctor Guillén, presidente de la comisión de Presupuesto del Congreso, efectivamente su comisión fue la que recibió el proyecto de ley enviado por Finanzas y de inmediato el Congreso contrató expertos para analizarla.

    “Se preparó el dictamen y en una reunión que tuvimos con el ministro de Finanzas -Willian Chong Wong- y el director de la DEI, -Oswaldo Guillén-, la secretaría de Finanzas retiró el proyecto por considerar que iba a hacer un análisis más profundo del proyecto.

    “Ahora estamos a la espera que Finanzas lo envíe, pero que se pongan de acuerdo porque un proyecto lo hace la DEI y el otro Finanzas y es algo que debe ordenar el Gobierno, estamos esperando lo más pronto posible para fortalecer la recaudación fiscal”, dijo el ministro.

    Y es que a criterio de Guillén, en el proyecto analizado y que envió Finanzas, “había hasta violaciones constitucionales, después explicaron que se mandó porque era un requisito y que lo iban a pulir, pero lo mandaron y están en el trabajo de hacer el proyecto nuevamente”.

    “Había varios aspectos en la iniciativa, pero en el mismo se perdía el derecho a la defensa, a la DEI se le daba facultades casi de juez, es decir no estaba en la lógica dentro del marco jurídico hondureño, por eso lo retiraron”, explicó.

    Diferencias

    Pero las diferencias entre Finanzas y la DEI al parecer continúan. “Entiendo que hay una paralela, esta semana hubo una reunión en la Secretaría de Finanzas con el Cohep, estaban avanzando con el proyecto y entiendo que se suspendió porque la DEI tiene otro, entonces tendrán que ponerse de acuerdo”, dijo Guillén.

    Al respecto, el ministro de Finanzas no quiso ahondar en el tema, pero indicó que están avanzando en la iniciativa y proximamente será enviada al Congreso Nacional, a través de la ministra de la Presidencia, María Antonieta Guillén, como jefa del Gabinete Económico.

    Meta

    la Secretaría de Finanzas le asignó la tarea a la Dirección Ejecutiva de Ingresos, DEI, de obtener mediante impuestos, 53,000 millones para 2011, conforme al anteproyecto de ley del Presupuesto General de Ingresos y Egresos.

    Para lograr la meta, la DEI tendrá que implementar trabajos para evitar la evasión de impuestos, debido a que se ha detectado que empresas que tienen millonarias ventas no están reportando ganancias; no obstante, empresas de los mismos negocios y con menor cantidad de ventas reportadas sí pagan.

    “Programamos ingresos tributarios por 53,000 millones. La DEI tendrá que hacer un gran esfuerzo, la situación es difícil”, dijo a finales del año pasado William Chong Wong, ministro de la Secretaría de Finanzas.

    En 2009 se tenía como meta recaudar 46,000 millones, pero apenas se llegó a los 39,000. Para 2010 la meta era de 43,000 millones, meta que según cifras de la propia DEI fue superada por un pequeño margen. No obstante, situaciones irregulares tienen que ser atendidas y resueltas a fin de aumentar las posibilidades de cumplir con la ambiciosa meta de 2011. Vemos comportamientos extraños en recaudación tributaria, detectamos defraudación fiscal con precios de transferencias, se ve fuertemente, una empresa vende ocho mil millones de lempiras y paga cero impuestos, otra del mismo rubro vende 4,000 millones de lempiras y paga 83 millones, ¿cómo es posible eso?”, se preguntaba el ministro Chong Wong, al dar un ejemplo de la inconsistencia que a menudo ocurre con algunos contribuyentes que no aportan al fisco todo lo que les corresponde.

    El Presupuesto General de la República en 2010 era de unos 122,000 millones de lempiras, y para 2011 fue aumentado a 133,000 millones, pero ese incremento de once mil millones de lempiras no será para mejorar sueldos y salarios de los burócratas, sino para el pago de la deuda, según proyecto de ley aprobado por el Congreso. Dos de los compromisos suscritos con el Fondo Monetario Internacional, son precisamente, controlar el gasto y aumentar los ingresos fiscales.