Banco Central baja tasa de política monetaria por tercera vez en 2015

Institución rectora fija el valor del indicador en 6.25%.

El Banco Central de Honduras procura afianzar el “buen desempeño” de la economía.
El Banco Central de Honduras procura afianzar el “buen desempeño” de la economía.

Tegucigalpa, Honduras.

El directorio del Banco Central de Honduras (BCH) aceptó la recomendación de la Comisión de Operaciones a Mercado Abierto (Coma) de reducir en 0.25% su tasa de política monetaria (TPM).

Con esta decisión la TPM se reduce de 6.50% a 6.25%, en lo que se convierte en la tercera reducción de este indicador en lo que va del año.

El BCH justifica la medida tras analizar “el comportamiento reciente y las perspectivas para los principales indicadores macroeconómicos y financieros, tanto a nivel nacional como internacional”, explica el comunicado emitido al efecto por la institución rectora de la política monetaria hondureña.

Contexto

El BCH explica que en el ámbito nacional, “la economía continúa mostrando un buen desempeño”, destacando el crecimiento de actividades como intermediación financiera, transporte, comunicaciones e industria manufacturera. Por otra parte, la inflación se mantenía 3.49% hasta el mes de mayo, un valor que se ubica por debajo de meta prevista en el Plan Monetario vigente.

En el plano internacional, se observa la desaceleración de la economía estadounidense, compensado en parte por leves recuperaciones de la economía europea, japonesa y entre los países emergentes.

El precio de materias primas como el petróleo se mantiene relativamente bajo con la misma tendencia que registran productos agrícolas como el maíz amarillo, el trigo y el café.

Liquidez

Las autoridades monetarias informaron la semana pasada sobre el crecimiento de los niveles de liquidez bancaria, que en los primeros seis meses del año acumularon L8,092.7 millones, según informó Marlon Tábora, presidente del BCH.

Expertos financieros como Lenín Palencia analizan que las tasas de interés en el sistema financiero se verán presionadas hacia la baja a fin de estimular el crédito y, sobre todo, la inversión.

La Prensa