Retraso en firma de acuerdo con FMI provoca “ansiedad”

Recursos que hacen posible el acuerdo alivian la presión y dan oxígeno financiero.

San Pedro Sula, Honduras.

Una dosis de ansiedad e incertidumbre causa la noticia del corrimiento de la firma del acuerdo con el FMI hasta el 21 de noviembre.

A criterio del diputado Francisco Rivera, presidente de la Comisión de Presupuesto del Congreso, ese parece ser el efecto entre la clase política hondureña.

“Crea un poquito de incertidumbre y ansiedad a las personas que trabajamos en aspecto financiero del país. Obviamente desearíamos que hubiese sido el 10 (de noviembre)”, comentó el parlamentario, quien añadió que “las expectativas son muy grandes; el país necesita urgentemente de este acuerdo con el Fondo Monetario; el país requiere de fondos frescos, más oxígeno y especialmente de todo aquello que tiene que ver con apoyo presupuestario”.

Compromisos del acuerdo

Para Rafael Delgado, presidente del capítulo sampedrano del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), los beneficios que trae el acuerdo deben sopesarse con los compromisos que trae amarrados.

Delgado postula la tesis de que el acuerdo obligará al Gobierno a continuar con una “política de privatización” de las empresas públicas, así como nuevas concesiones de entidades públicas, fideicomisos y en el caso de instituciones como la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), un eventual ajuste de tarifas, lo que supone “un camino duro y espinoso para sectores importantes del país”.

El economista propone un ordenamiento tal de las finanzas públicas que pemita salir de esquemas de negociación “estrechos” con el Fondo, es decir, que no permiten mucho margen de maniobra para negociar.

La Prensa