Vía tarifas buscan mejorar ingresos de la Enee

Expertos recomiendan adaptar el pliego tarifario a las condiciones del mercado.

Tegucigalpa, Honduras.

La aprobación de un nuevo pliego tarifario parece ser una de las mayores necesidades que tiene la Enee para mejorar sus ingresos por venta de energía.

De acuerdo con los expertos, el pliego tarifario es de suma importancia para la gestión de la estatal eléctrica, ya que representa el costo de generación.

Explicaron que al desagregar el costo del kilovatio hora se considera que entre el 60% y 70% corresponde al costo de generación, entre 20% y 30% a la distribución y entre 10% y 15% a la transmisión.

Lo anterior explica la importancia de ajustar el pliego tarifario, y en ese sentido consideran que con la Ley de la Industria Eléctrica, el costo de la tarifa será ajustada en períodos más cortos.

Señalaron que ya no se puede continuar definiendo escenarios de largo plazo, ya que hay una serie de factores que experimentan constantes cambios.

Un ejemplo de lo anterior es el costo de referencia del barril del bunker, el que es de 55.66 dólares en el actual pliego tarifario, sin embargo, este derivado ha superado la barrera de los 100 dólares en el mercado internacional.

Agregaron que, comparativamente, en Guatemala el pliego tarifario se revisa cada tres meses y refleja las condiciones reales del mercado. En Honduras se ha hablado de las tarifas horarias con el objetivo de penalizar el consumo en horas punta y estimularlo en horas valle, es decir, períodos de bajo consumo.

Además, se diferencia el costo de la energía en los diferentes períodos horarios y hace que un mayor número de consumidores perciban que deben pagar por la demanda en horas pico que reservan en el sistema.

Este tema fue abordado esta semana por la misión del Fondo Monetario Internacional y por las autoridades hondureñas en el marco de las negociaciones para la firma de un programa económico. Diferentes sectores advirtieron que el ajuste de las tarifas oscilaría entre 10% y 13%, el primero que se aplicaría desde 2009.

La Prensa