Todo listo para aplicar la factura electrónica en Honduras

La normativa fue publicada en La Gaceta el pasado 21 de abril. Exfuncionarios y empresarios dan espaldarazo, pero piden mayor socialización y una aplicación gradual para evitar los errores

El reglamento es para personas naturales y jurídicas que realicen actividades económicas y estén obligadas a emitir documentos fiscales.
El reglamento es para personas naturales y jurídicas que realicen actividades económicas y estén obligadas a emitir documentos fiscales.

San Pedro Sula. En Honduras se aprestan a modernizar el sistema de recaudación del Impuesto sobre Ventas (ISV) que por años ha sido considerado el talón de aquiles en materia de evasión fiscal.

Se trata de la implementación de la factura electrónica, cuyo objetivo es reducir la evasión del ISV, que hasta enero de 2014 representaba el 60% (L2,580 millones) del desfase proyectado sobre el cierre de la recaudación de 2013, que fue de L5,302.6 millones en base a una meta fijada en L60 mil millones.

Para el año 2014, la meta de recaudación tributaria es de L69 mil millones, aproximadamente. El Gobierno espera que la nueva tecnología en el sistema tributario permita un mayor control sobre lo que se debe enterar al fisco.

Marlon Tábora, presidente del Banco Central de Honduras (BCH) y coordinador del Gabinete Económico, revela en una entrevista exclusiva con LA PRENSA, que la facturación electrónica se implementará en el “cortísimo plazo”.

“Estamos evaluando el mecanismo que se va a utilizar. La factura electrónica es 100% tecnología. De lo mejor”, dice el funcionario.

Dentro de ese contexto, ejemplificó que en Panamá implementaron la factura electrónica y lo que hizo la institución recaudadora de ese país fue “no ir a supervisar a los comercios, sino que se puso afuera de los malls o centros comerciales y todo el que iba saliendo tenía que enseñar la factura y el que no enseñaba la factura se iba primero contra el comprador y luego contra el local”.

No obstante, al consultarle si ese sería parte del mecanismo que funcionaría en Honduras responde: “no, estamos en proceso de estudio y sería irresponsable de mi parte afirmarlo”.

El reglamento

Según el acuerdo número 189-2014 que contiene el Reglamento del Régimen de facturación, otros documentos fiscales y registro fiscal de imprentas, publicado en el Diario Oficial La Gaceta, número 33,407, con fecha 21 de abril de 2014, en su artículo 4, apartado Definiciones, establece, literalmente, que la factura electrónica es la modalidad que utiliza sistemas informáticos del contribuyente, que interactuando en línea con los sistemas de la Dirección Ejecutiva de Ingresos, permiten la generación, emisión, transmisión, conservación y control de los documentos fiscales electrónicos.

El reglamento está contenido en 20 páginas, pero en el artículo 2, en el apartado Ámbito de aplicación, el primer inciso regula “los documentos fiscales y las modalidades de impresión que deberán emplearse en la generación y extensión de los documentos mencionados”.

Entre otras regulaciones figuran: “los aspectos inherentes al registro, funcionamiento y control de las imprentas y autoimpresores en el Registro Fiscal de Imprentas para realizar la generación y extensión de documentos fiscales, debidamente autorizados por la Dirección Ejecutiva de Ingresos”.

“Los requisitos que deberán cumplir los documentos fiscales para que puedan ser utilizados como soporte contable de crédito fiscal, gasto o costo y como sustento del traslado interno de mercancías”.

“Los registros de control que deberán ser elaborados por los contribuyentes, así como los requisitos y formalidades que estos deberán cumplir para ser válidos ante la DEI”.

“El tratamiento tributario especial para los casos que por su naturaleza o condiciones particulares no sea posible aplicar el tratamiento general”.

Es bueno, pero no suficiente

Para Jorge Illescas, exdirector ejecutivo de la DEI, la factura electrónica facilitará el control de la recaudación de los tributos, pero no la considera suficiente porque se requiere considerar la subvaloración y la sobrevaloración de los productos. Además de completar la reingeniería que se tenga programada.

“No es que vayan a incrementar drásticamente los impuestos como la gente cree. Se considera una buena herramienta de trabajo, pero no suficiente para combatir la evasión”, expone.

María Antonia Rivera, directora de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), considera que la DEI hace lo correcto con modernizar la forma en que se recaudan los impuestos, pero pide también a las autoridades que socialicen el reglamento con todos los sectores involucrados en su aplicación.

“Se necesitan charlas y que se socialice más el reglamento. No todo el mundo tiene acceso a esa documentación. Aquí en la Cámara son bienvenidos. De hecho, ya tuvimos una primera reunión el año pasado, pero solicitamos más socialización a todo nivel, tanto con las mipymes como con grandes contribuyentes, sociedades, todo. Porque aquí hay que preparar todo el proceso para llegar a ese nivel de optimización en la facturación”.

Período de adaptación

Fernando García Merino, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), manifiesta que la factura electrónica es una herramienta correcta para la lucha en contra de la evasión del ISV.

“Con este reglamento se busca un mayor orden en la DEI para poder verificar la facturación que hacen las empresas y la retención del 15% que deben hacer del ISV. Es una Ley que se debe cumplir”, declara.

La Andi estima conveniente un período de adaptación para las empresas, en virtud del cambio de software de las computadoras y cajas registradoras.

“Hay varias empresas que han estado avanzando en su sistema y creemos que es una iniciativa positiva porque va a generar mayor control, pero debemos implementarlo gradualmente para no tener errores tanto de las empresas como de la DEI”, concluye el industrial.

La Prensa