Enee confirma alza a las tarifas eléctricas

El aumento sería del 9%; el ajuste por combustible también subiría por efecto de los precios internacionales del búnker

La Enee ha solicitado la revisión del pliego tarifario. La última revisión data de 2009.
La Enee ha solicitado la revisión del pliego tarifario. La última revisión data de 2009.

Tegucigalpa. El precio de la energía aumenta de forma lenta pero segura al inicio del presente año al registrarse un ajuste por combustibles de 34.4% en la factura correspondiente al presente mes que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) les envía a sus abonados.

La estatal fijó en diciembre de 2013 un ajuste por combustible de 32.49%; es decir que el alza es de 1.55% respecto a este nuevo registro.

Emil Hawit, gerente de la Enee, informó recientemente que la empresa estatal presentó la solicitud ante la Comisión Nacional de Energía (CNE) para reformar el pliego tarifario vigente desde febrero de 2009.

Hawit explicó que la tarifa es un costo fijo y directo aplicado a partir de la revisión del pliego tarifario. La Enee espera que se autorice un incremento de 9% a las tarifas eléctricas y un 6% a la dolarizada tasa de ajuste por combustible. En octubre del año anterior, este indicador se situó en 36.11%, el más alto contabilizado en 15 meses.

En cambio, el 6% sobre la fórmula de ajuste por combustible se añadirá al porcentaje, que a diciembre de 2009 era de 32.49% sobre un precio internacional de 100 dólares por barril de búnker. Este carburante es utilizado para generar más del 50% de la potencia eléctrica que se consume en el país.

Hawit había indicado a finales de diciembre que este ajuste abarca exclusivamente al renglón de ajuste por combustible y que no afectaba las tarifas.

Cuando inició ese cobro, el 6% se aplicó a los usuarios del sistema eléctrico.

Modificaciones

Mientras entra en vigor el nuevo pliego tarifario que elevará las tarifas y el ajuste por combustible, se modificarán las tarifas comerciales, domésticas, industriales y las de los grandes consumidores.

Adicionalmente, la revisión contempla la modificación de la base mediante la cual se fija este ajuste, que en el pliego tarifario es de 55 dólares por barril de búnker cotizado en el mercado internacional.

El pliego tarifario indica que al incrementar o menguar en 5% este valor fijo, será trasladado al consumidor final.

En teoría es muy probable que la base se eleve a 58.30 dólares por barril.

Hawit explicó que desde hace dos años se cotiza el barril de petróleo a un promedio de 100 dólares y que por este diferencial de precios se ha reportado un desfase financiero de 1,200 millones de lempiras.

La Enee también informará en las próximas horas cuál será el destino que tendrá el contrato térmico de Lufusa, que es de 70 megavatios, y el de Elcosa, 80 megas, que expiran el 25 del presente mes.

La Prensa