El lempira de Honduras cierra el año con una depreciación de 3.1%

La moneda nacional retrocedió menos este año respecto al dólar, resultado en parte por la colocación de los bonos soberanos y menos demanda de los importadores.

Tegucigalpa. El tipo de cambio de referencia del lempira respecto al dólar cerró el año 2013 con una devaluación de 3.1%.

Nominalmente la depreciación fue de 63 centavos de lempira, al pasar a lo largo de 2013 de 19.96 a 20.59 lempiras por dólar a la compra, de acuerdo con reporte del Banco Central de Honduras (BCH). El precio de venta de la divisa norteamericana se movió de 20.09 a 20.73 lempiras por dólar a la venta.

El ministro de Finanzas, Wilfredo Cerrato, manifestó que el ingreso de los recursos procedentes de la colocación de los bonos soberanos por 1,000 millones de dólares ha contribuido a estabilizar el nivel de las reservas internacionales netas en poder del BCH y por tanto a preservar el valor del lempira.

Al comparar con los resultados de 2012, cuando la devaluación de la moneda nacional fue de 4.8% (equivalente a 90 centavos de lempira) el resultado del año que recién termina fue menor (3.1%).

Presiones

El tipo de cambio de referencia continúa siendo administrado por el BCH a pesar de las presiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien ha venido planteando al Gobierno hondureño la necesidad de flexibilizar la política cambiaria, lo que daría lugar a un deslizamiento aún mayor.

En julio de 2010, de acuerdo con la Consulta del Artículo IV, la misión del FMI hizo la siguiente observación: “los directores notaron que la paridad de facto del lempira al dólar de los EUA ha servido como un ancla nominal importante. Sin embargo, para salvaguardar la competitividad y fortalecer la posición externa, los directores estimaron apropiado considerar una flexibilización gradual del régimen cambiario, respaldada por la consolidación fiscal, una moderación salarial, y una política monetaria prudente”.

Sin embargo, la administración de Porfirio Lobo se resistió a cumplir con esa recomendación, ya que una devaluación abrupta del lempira tendría un efecto negativo sobre las variables económicas, entre ellas la inflación, las tasas de interés y la deuda pública.

No obstante, la pérdida del poder adquisitivo de la moneda nacional ha encarecido el costo de los bienes y servicios importados, al destinarse más lempiras para adquirir un dólar, lo que ha significado un mayor costo para el consumidor hondureño.

Subastas

El BCH administra el Sistema Electrónico de Negociación de Divisas (Sendi) para la subasta de dólares; de acuerdo con los sus informes publicados, durante 2013 se realizaron 248 subastas electrónicas. Los agentes cambiarios autorizados para participar en ellas presentaron 74,327 ofertas de divisas por la suma de 9,464.2 millones de dólares. El BCH adjudicó el 99.5% de las divisas demandas, o sea 9,413.8 millones de dólares, por lo que solo fueron rechazadas 411 ofertas para un total de 50.4 millones de dólares.

Según el BCH, en 2012 se realizaron 250 subastas electrónicas, presentando los agentes cambiarios 77,272 ofertas, por la suma de 9,889.4 millones de dólares. Al cierre de ese año se aceptaron 76,725 ofertas por un valor de 9,818 millones de dólares. Únicamente se rechazaron 547 ofertas por un valor de 57.4 millones de dólares.

Al comparar el reporte del Sendi durante los dos últimos años, se observa una menor demanda de divisas en 2013, lo que se explica por la desaceleración de las importaciones de bienes. La adjudicación de divisas se redujo de 9,818 a 9,413.8 millones de dólares, es decir 404.2 millones de dólares menos. La depreciación de la moneda nacional fue de 1.69 lempiras en los pasados 29 meses

La Prensa