Magnate portugués dice sentir "vergüenza" por el salario mínimo de su país

Autoridades de gobierno salieron al paso para decir que el salario mínimo sería más alto si la productividad de las empresas fuera mayor.

Actualmente, unos 550 mil empleados devengan el salario mínimo portugués, que es de unos 660 dólares.
Actualmente, unos 550 mil empleados devengan el salario mínimo portugués, que es de unos 660 dólares.

El magnate Patrick Monteiro de Barros, uno de los más hombres ricos de Portugal, aseguró sentir "vergüenza" por el salario mínimo luso (485 euros), mientras el Gobierno respondió que se corresponde con la productividad de las empresas.

El salario mínimo en Portugal es "uno de los más bajos de Europa. Me da vergüenza", declaró en un ciclo de conferencias celebrado en Lisboa el luso-francés Monteiro de Barros, que tiene participaciones en compañías energéticas y bancos.

El secretario de Estado adjunto al primer ministro, Carlos Moedas, refutó la crítica del empresario y relacionó el salario a la productividad.

"Si las empresas fuesen más productivas, si fuesen mejores, esa es la manera", comentó Moedas, quien aseveró que los salarios bajos "nunca" fue un camino escogido y señaló que la meta de la economía portuguesa es "crear mejores empleos" y, consecuentemente, "mejores salarios".

El valor del salario mínimo mensual, que se calcula que reciben cerca del 11% de la población activa lusa (550 mil trabajadores), ha sido blanco de polémica en Portugal.

Sindicatos y partidos de izquierda han exigido un aumento de, al menos, 15 euros del mismo, que se mantiene inalterado desde diciembre del 2010 debido a la larga crisis que el país atraviesa.

Este mes, el Gobierno conservador de Pedro Passos Coelho se mostró disponible para negociar una subida del salario mínimo en 2014, aunque un hipotético incremento dependerá de la mejora de la competitividad y de las condiciones de financiación para las empresas. EFE

La Prensa