Bajos precios afectan al café, banano y palma

Informes oficiales reportan una caída en las divisas de tres de los principales productos de exportación de Honduras

San Pedro Sula. El comportamiento negativo del mercado internacional ha provocado una menor generación de divisas en productos como el café, banano y aceite de palma africana, tres de los pilares de la economía hondureña.

De acuerdo al Banco Central de Honduras (BCH), estos tres productos de exportación hondureños han tenido sensibles reveses en sus precios en lo que va del año.

El caso del café sorprende poco en vista de que los principales productores mundiales como Brasil, Vietnam o Colombia han registrado repuntes en sus producciones, empujando los precios hacia la baja. Por otro lado, los estragos ocasionados por la plaga de la roya han reducido considerablemente la oferta exportadora de café hondureño.

El dato que ofrece el BCH en su último informe publicado al mes de agosto, muestra que en los primeros ocho meses del año “las exportaciones de café totalizaban $689 millones, lo que representa $571 millones menos si se compara con el mismo período del año anterior, para una caída de 45.3%”.

En el caso del banano, el retroceso es menor, $2.8 millones, lo cual se explica en la caída de 10.7% en el precio internacional. Hasta agosto, las divisas generadas por esta fruta sumaron $298.8 millones.

A pesar de ello, la pérdida en el valor se contrarrestó “por un mayor rendimiento de la producción, el cual se estima en 10.9%”, según el BCH.

Exportación más barata

En cuanto al aceite de palma africana, sus exportaciones acumularon en el período de medición un total de $182.7 millones, los que resultan inferiores en $19.3 millones a lo exportado en igual período de 2012, debido en este caso a una caída del 20.9% en el precio, si bien el volumen exportado creció en 14.3%.

De acuerdo con Jorge Beltrán, director regional de la Secretaría de Industria y Comercio (SIC), las exportaciones de este producto han acumulado $58 millones adicionales, lo que sumado al retroceso del café, le ha permitido posicionarse como el principal producto de exportación, al menos hasta que el grano armático se recupere.

La Prensa