Crecimiento del sector avícola de Honduras será del 3%

La Federación de Avicultores apunta a nuevos mercados para crecer significativamente.

La producción avícola busca expandirse hacia los mercados del exterior.
La producción avícola busca expandirse hacia los mercados del exterior.

San Pedro Sula. El sector avícola nacional pretende cerrar el año con una producción estable y prevé tener un crecimiento de entre 2 y 3%.

La proyección del sector está apenas por debajo del crecimiento que se prevé para el conjunto de la economía nacional -estimado en 3%-, por lo que se requiere tomar medidas que impulsen al sector, como la apertura de nuevos mercados en el exterior.

A corto plazo, la industria cifra sus esperanzas en el mayor consumo que se genera durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, donde estiman un crecimiento de entre 10 y 15% con respecto al nivel normal de demanda.

“La industria avícola cerrara estable, no vemos un mayor crecimiento”, comentó Farid Kattum, presidente de la Federación de Avicultores de Honduras (Fedavih).

Como consecuencia de ese comportamiento se anticipa una relativa estabilidad en los precios, estrechamente relacionada con el valor de los granos básicos, materia prima que sirve de base para la elaboración de concentrados.

“Referente al precio, depende de los granos, pero hemos visto una estabilidad en ese rubro y se refleja en el precio de la carne de pollo y el huevo. Tratamos de absorber tanto impacto como podemos”, observó Kattum.

Baja el consumo de carne

Parte de este estancamiento se explica por la reducción en el consumo de productos avícolas en el mercado interno.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Industria y Comercio publicados a mediados de año, el consumo per cápita de carne de pollo era de unas 45 libras, lo que se traduce en 400 millones de libras entre toda la población.

Pero los datos que maneja Fedavih distan un poco de las cifras oficiales.

“El mercado hondureño consume 300 millones de libras de carne de pollo, por lo que calculamos un consumo per cápita de unas 40 libras por persona al año”, informó Kattum, quien destacó que dicho consumo se cuenta entre los más bajos de la región centroamericana.

Más mercados para crecer

El sector avícola cifra sus esperanzas de crecimiento para los próximos años en la apertura de mercados en el exterior, para lo cual resulta indispensable la obtención de certificaciones en cuanto a la calidad de sus procesos de producción.

En este punto, Edwin Sánchez, asesor de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), comentó que “la industria avícola en su mayor parte cumple con las medidas de mitigación y las disposiciones sobre manejo de desechos sólidos o descarga de aguas residuales y otros factores de legislación ambiental con los que se debe cumplir”.

Sin embargo, el funcionario reconoce que todavía “queda mucho por hacer para integrar a todo el sector dentro de la normativa, para que todas las pequeñas, medianas y grandes granjas obtengan su licencia ambiental y para que la gente conozca los manuales de buenas prácticas de producción más limpia”.

Entre los mercados externos a los que apuntan los industriales figura el de los Estados Unidos, al que todavía no se ha podido ingresar pese a los avances que ha tenido el proceso de certificación que se comenzó hace varios años.

Sobre este punto, Kattum comentó que “la exportación a Estados Unidos depende de un proceso de certificación de nuestras plantas. Hemos tenido mucha colaboración de parte de la embajada americana y de parte de toda la industria para poderse certificar. Esperamos estar listos a finales del próximo año para tener una visión más clara de cómo participar en estos mercados externos”.

Otros mercados a los que el sector avícola apunta son los de Europa y Asia.

La Prensa