Crisis del café abre las puertas al turismo y la tecnificación

Productores del aromático toman la iniciativa para crear otras fuentes de ingreso que compensen las pérdidas ocasionadas por la roya y la caída del precio.

Uno de los trabajadores en la finca “El Filo” en San Nicolás, Santa Bárbara, hace Canopy para demostrar una de las entretenciones que tendrán allí dentro de poco.
Uno de los trabajadores en la finca “El Filo” en San Nicolás, Santa Bárbara, hace Canopy para demostrar una de las entretenciones que tendrán allí dentro de poco.

Santa Bárbara. Selvin Reyes es productor de café en la zona de El Porvenir, del municipio de San Nicolás, en Santa Bárbara, y tuvo una mala experiencia en la cosecha anterior por la caída del precio internacional del grano y el ataque de la roya. Pero como muchos, no se ha quedado con los brazos cruzados y considera que es momento de llamar la atención de los visitantes para crear una fuente alternativa de ingresos.

Desde hace dos semanas trabaja en la construcción de cuatro habitaciones que le servirán para hospedar a los turistas que deseen apreciar los cultivos de café en su finca El Filo con un entorno de diversión.

Entre las ofertas estarán el canopy (para los amantes del deporte extremo), el paseo en cuatrimotos, la actividad pesquera y hasta un simple descanso en varias hamacas que estarán sostenidas entre los árboles que rodean el lugar.

“La inversión es poca. La madera la sacamos de la misma propiedad, la mano de obra es nuestra, lo que compramos son los clavos y los cables de acero para el canopy”, comenta el joven cafetalero.

El caso de este productor, que desea integrar el turismo a su actividad, demuestra que las oportunidades se abren también en tiempos de crisis y que es factible crear otras fuentes que puedan compensar e incluso aumentar los ingresos en el rubro del café.Sin embargo, esto requiere del interés de todos los sectores en varios pilares fundamentales.

Se requiere iniciativa

Donaldo Suazo, fiscal de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), explica que la integración del turismo y el café pasa, en primer lugar, por el interés de los productores en emprender nuevos proyectos y, segundo, por el aporte que pueda realizar el sector privado y el Gobierno para potenciar aún más el marketing y la imagen del arómatico hondureño.

“Hay gente que desea viajar y no tiene dónde quedarse, y estos productores lo que hacen es ofrecer la estadía y algunas diversiones a cambio de ingresos. Aquí no ha pasado mucho como en otros países como Colombia y Nicaragua, pero está empezando”, precisa.

En países como Colombia, Nicaragua y El Salvador, este tipo de atracciones ha logrado una cuota importante entre los turistas nacionales y extranjeros.

Otras opciones de desarrollo

Edgardo Paredes, presidente de la Cooperativa Agropecuaria Cafetalera San José de Colinas (Cocasjol), en Santa Bárbara, indica que otra alternativa para el sector es la producción de café especial o de estricta altura, que debe ser vista también como un esquema de desarrollo en el que debe prevalecer la calidad.

“Es un trabajo muy arduo, no es fácil y el socio tiene que estar convencido de que hay un esfuerzo superior, pero hay una compensación económica. Es importante mantener la consistencia, el mismo ritmo y la calidad del producto”, expresa.

Para el caso, el empresario menciona que llevan dos años vendiéndole café especial a Mare Terra, un grupo español que incluso ya tiene identificadas las áreas de producción de este grano en Honduras.

La primera venta fue de 100 quintales del aromático y luego pudieron vender un contenedor.

“Este año hemos recibido alrededor de 20 visitas de compradores internacionales que han venido a catar café y les hemos ofrecido las diferentes tazas que tenemos para que ellos puedan tener información y mantener una relación en función de esos pequeños nichos”, añade.

Al respecto, Miguel Pon, gerente general de la Asociación de Exportadores de Café de Honduras (Adecafeh), informa que durante la cosecha 2012-2013 se enviaron 1.4 millones de sacos de café entre especiales y diferenciados, lo que representa un crecimiento de 14% a 25% en las exportaciones de este nicho.

Pon subraya que uno de los departamentos que ha tenido un repunte en producción de café especial es Santa Bárbara, seguido de La Paz, Copán y Ocotepeque.

Tecnología amigable

Por su parte, Eugenio Paz, jefe regional del Instituto Hondureño de Café (Ihcafé) en Santa Bárbara, comenta que es indispensable mantener un equilibrio social en todas las comunidades y que eso implica también apostar a la diversificación, como la producción de cacao fino, de árboles maderables e incluso ganadería.

Otro aspecto importante es la implementación de nuevas tecnologías.

Paz menciona que varios productores han instalado sus propias secadoras solares y están aprendiendo a utilizar la pulpa y las aguas mieles, lo que propicia, además, un adecuado manejo ambiental.