Más noticias

Envío de remesas a Centroamérica con año récord

Según la remesadora Airpak, cifra superará los 15,800 millones de dólares. Ingresos en diciembre crecerían 17%

Las remesas representan más del 10% del PIB centroamericano.
Las remesas representan más del 10% del PIB centroamericano.

Tegucigalpa, Honduras.

La llegada de remesas familiares enviadas a Centroamérica marcaría este año un récord histórico al sumar 15,818 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de casi 7% respecto a 2014.

La cifra es una proyección de la remesadora AirPak, de Western Union, uno de los líderes en envío y recepción de remesas en la región.

La firma basa sus estimaciones en cifras de los bancos centrales de la región y proyecciones de su propio negocio.

Estas estimaciones están en línea con la opinión de los analistas, que observan que el mayor dinamismo en el mercado laboral de Estados Unidos y salarios más altos están contribuyendo a aumentar los flujos migratorios hacia ese país.

“El empleo está fortalecido en Estados Unidos y eso genera una mayor renta de los inmigrantes para enviar a sus familias”, señala desde Nueva York Alberto Ramos, jefe para América Latina del banco Goldman Sachs.

“Si a eso se suma el factor cambiario, con la apreciación significativa del dólar, el aumento es aún mucho más significativo en moneda local”, agrega.

Proyecciones variadas. El Banco Mundial, en su informe titulado “Migración y desarrollo” proyectó para 2015 una tasa de crecimiento de 2.3% en el flujo de remesas hacia Latinoamérica y el Caribe, menor al observado al cierre de 2014 (5.8%); dado el contraste entre la recuperación económica de los Estados Unidos y los riesgos que conlleva la crisis de deuda soberana en la zona euro.

Sin embargo, en los países de la región centroamericana, el ingreso de remesas familiares mostró variaciones positivas.

Al primer semestre, Honduras sobresalía con una variación interanual de 10.3%, con un monto total de $1,832.3 millones. Le seguía Guatemala con $2,955 millones (9.3%) y El Salvador con $2,093.2 millones (1.4%) y atrás Nicaragua con 581.6 millones (4.8%).

Para el Fondo Multilateral de Inversiones, miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la ampliación del flujo migratorio desde Centroamérica hacia EUA registró un alza promedio de 12% en los últimos años desde la crisis de 2009, explicando parcialmente la expansión de las remesas hacia la región en su conjunto.

El Buró del Censo de los EUA, por medio de su Encuesta de la Comunidad Americana (ACS), estimó que para 2015 la población hondureña residente en ese país fue de 779,358 personas, de las cuales 37.2% nació en los EUA, 49.2% no tiene ciudadanía americana y 13.6% restante se naturalizó como estadounidense. En 2011, el número de hondureños viviendo en los EUA fue de 631,510, lo que implicó un incremento de 23.4% en un período de cuatro años.

Lo anterior se explica por la cantidad de nativos estadounidenses -con ascendencia hondureña-, los que impulsaron dicho resultado con una variación positiva de 46.4%. En tanto, los nacidos en Honduras mostraron un alza de 12.9%, siendo este último similar al crecimiento reportado por el BID.

dn centrales2 291215(800x600)

A diferencia de México, el mayor receptor de remesas en Latinoamérica, donde los envíos de los inmigrantes son una de las principales fuentes de ingresos de divisas pero representan apenas el 2% del Producto Bruto Interno (PBI) del país, en las economías centroamericanas el impacto es mucho más significativo.

Las remesas representan el 17.3% del PBI en Honduras, el 16.7% en El Salvador, el 12.5% en Guatemala y el 9.6% en el caso de Nicaragua.

Honduras y Guatemala.

Según la remesadora Airpak, las remesas transferidas por los guatemaltecos en el exterior totalizarán este año 6,093 millones de dólares, lo que equivale a un 9.9% más que en 2014, cuando contabilizaron oficialmente 5,544 millones de dólares. En Honduras el salto es aún mayor, de 11%, ya que este año se recibirán 3,812 millones de dólares contra los 3,437 millones de dólares del año pasado.

“Las remesas han crecido muchísimo este año por la recuperación de la economía y del empleo en los Estados Unidos. A pesar de que la migración hacia los Estados Unidos ha bajado, aún hay mucha gente que sigue emigrando hacia allá”, afirma Mario Lozano, director general de AirPak, empresa que opera con el respaldo de Western Union.

Los sectores de manufactura, minería, transporte, construcción y agricultura representan el 38.3% del empleo total de los inmigrantes.

Por otra parte existe un segmento de clientes que envían dinero para pago a proveedores y para los turistas que vienen de vacaciones, un rubro muy importante en las economías de los países de Centroamérica, destaca Lozano.

Más moderado será el desempeño de Nicaragua. Los recursos enviados por los nicaragüenses que trabajan en el exterior sumarán 1,191 millones de dólares este año frente a los 1,136 millones de dólares que anotaron en 2014, lo que equivale a un aumento de casi cinco por ciento.

En el caso de El Salvador, el monto se mantendrá invariable y solo Costa Rica registrará una caída de las remesas, al pasar de 558 millones de dólares en 2014 a 507.8 millones de dólares este año, según AirPak.

La diferencia en los montos en el istmo, explica el ejecutivo, se debe “a los países que se encuentran más al sur como Guatemala, El Salvador y Honduras, de donde sale el mayor número de personas que emigran hacia EUA.

Caso distinto para Nicaragua, que debido a la buena economía de Costa Rica y el gran número de empleo los nicaragüenses migran hacia ese país vecino.

De acuerdo a cifras estimadas por el instituto de migración de Nicaragua, existen actualmente alrededor de 500 mil nicaragüenses en Costa Rica trabajando en el sector doméstico, agricultura y construcción”.

El presente mes de diciembre marca el mayor movimiento. Durante estos 31 días, los envíos crecen un promedio de 17%, señala Airpak.

Proyecciones 2016. Para el año próximo, el desempeño de las remesas podría mantenerse e incluso superar el récord de este año.

“Estimamos que para el 2016 el envío de remesas a Centroamérica y México crecerá 4%. Creemos que si bien el empleo seguirá fuerte en los Estados Unidos, la migración debería caer un poco y eso hará que las remesas crezcan, pero no tanto como este año”, pronostica Lozano.

Para Alberto Ramos, en 2016 se mantendrán las condiciones actuales, por lo que es esperable que la tendencia alcista de los envíos se mantenga.

“La expectativa es que Estados Unidos seguirá creciendo y generando empleo”, afirma.

El economista de Goldman Sachs agrega que la formalización cada vez mayor de este tipo de transacciones es otro factor que explica el aumento constante de las remesas en estos últimos 15 años.

“Hoy la mayor parte de los envíos se hace a través del sistema financiero.

El costo por transacción ha caído muchísimo, por lo cual se mandan más remesas y con mayor frecuencia”, señala.