Más noticias

El diseñador del billete de mil lempiras

Mario Leonel Castillo es el creador del billete de 500 lempiras en 1995, también del diseño de un billete de mil lempiras que está en las bóvedas del Banco Central

Mario Leonel Castillo es el creador del billete de 500 lempiras en 1995, también del diseño de un billete de mil lempiras que está en las bóvedas del Banco Central
Mario Leonel Castillo es el creador del billete de 500 lempiras en 1995, también del diseño de un billete de mil lempiras que está en las bóvedas del Banco Central

Tegucigalpa, Honduras.

Cuando estaba en segundo grado, la maestra le pidió a los niños hacer un dibujo.

Tomando como modelo las figuras del cuento “Los tres cerditos”, Mario Castillo dibujó con exactitud a uno de los tres cochinitos.

Alegre, se dirigió a mostrárselo a la maestra esperando una felicitación, pero ella lo castigó diciéndole que lo había calcado.

Esa fue la primera frustración que se llevaría como artista en un país donde muy poco se reconocen las virtudes.

Mario Castillo Amaya es pintor, comunicador, fotógrafo y docente universitario, además tiene el mérito de haber diseñado el billete de 500 lempiras, así como el haber rediseñado los billetes de cien y veinte lempiras.

También diseñó un billete de 1,000 lempiras que ha sido propuesto y analizado por los gobiernos desde el 2009.

Cuéntenos de su trabajo de diseñador de billetes

Fue en 1995, diseñé el billete de 500 lempiras, rediseñé el de cien y el de 20 lempiras conmemorativo después del huracán Mitch. Este último fue ordenado por el entonces presidente Carlos Flores Facussé (1998-2002) y es el único billete en el cual sale una mujer.

¿Cómo fue que diseñó el billete de 500 lempiras?

Me contrató el Banco Central. Fue una contratación directa, no hubo concurso, vieron mi trabajo y dijeron: “miremos qué puede hacer este jovencito”. Me dieron los recursos visuales, fotografías, fotocopias. Yo ya hacía fotografía y viendo lo que me habían dado, que era solamente fotocopias, pensé: “creo que se puede hacer algo diferente”.Me contrató el Banco Central. Fue una contratación directa, no hubo concurso, vieron mi trabajo y dijeron: “miremos qué puede hacer este jovencito”.

Los diseños anteriores habían sido trabajados por empresas extranjeras, de hecho, todos los billetes fueron acuñados en otros países, pero ellos en aquel momento decían, queremos que los diseños nuevos sean hechos por alguien que sea hondureño, que conozca la historia del país.

Cuando me dieron el reto dije: ¡Guao! Tengo que colocar en el billete de 500 parte de la historia de Honduras.

Elementos que cuenten una historia, desde el prócer que aparece impreso, Ramón Rosa, el reformador del período liberal.

En aquel momento, Honduras era el único país de Centroamérica que no tenía universidad, por eso coloqué en el billete, atrás del prócer, una fotografía de que hoy en día es la Galería de Arte, donde inició la Universidad Nacional Autónoma; y como el país tampoco tenía telégrafo ni correo, entonces por esa razón coloqué un buzón de correo.

Como en aquel momento Honduras era el único país de la región que no explotaba nada, los demás países exportaban café a Europa, y lo único que se le ocurre en ese momento al gobierno era explotar la minería, por eso en reverso del billete reproduje una fotografía de la mina de San Juancito que encontré en un libro que me prestó el Banco Central, es una fotografía muy hermosa de 1876”.

Todos estos elementos se conjugan de tal manera que cuando uno ve el billete, realmente tienen sentido.

Lo que pasa es que la gente lo usa para hacer transacciones, pero cada billete tiene una historia, por lo menos los que yo he diseñado.

DN-Personaje-180815(800x600)

¿Y cómo rediseñó del billete de 100 lempiras?

Anteriormente en el billete aparecían elementos iconográficos que no representaban en nada a Honduras, algunos tenían una iconografía maya, pero realmente eran garabatos que no tenían significado, entonces a partir del rediseño se me ocurre colocar un glifo maya, eso representa la ciudad de Copán.

Tratamos que todos los elementos colocados tuvieran un sentido con el país; luego está el puente de Choluteca, que hoy en día es un monumento, también me tocó dibujar la casa de José Cecilio del Valle, en Choluteca.

Luego que uno prepara todos los elementos, cuando se manda a la casa editora, esta hace su trabajo de seguridad, el hilo y todo eso.

¿También diseñó el billete de mil?

Sí, ya lo hice también. Lo que pasó es que por la situación política de 2009 al final no salió. Sobre esto no le puedo dar mayor información porque el Banco Central pide confidencialidad.

A uno como diseñador lo orillan y le dicen, este es todo el material y así lo que queremos, pero una de las cosas es que soy un profesional del diseño, si tengo la oportunidad de aportar conocimiento trato de hacerlo, entonces en aquel momento el prócer que salía yo consideraba que no era el indicado porque la historia de ese personaje se resume en una cuartilla. Este diseño lo hice entre enero y abril del 2009.

El billete ya estaba listo para que saliera a mediados del año, pero por la situación política se cancela completamente. Ya estaba todo programado a nivel técnico y a nivel de empresa que iba a preparar el billete para que estuviera circulando en julio de ese año.

¿Si en un caso aprueban el billete de 1,000 lempiras, va a ser el que usted diseñó?

Pero ya no sería con esa línea, ya no, porque la línea política de ese momento era extrema, ahora habría que cambiar el prócer, habría que cambiar el color, porque los colores iban orientados a eso.

El prócer tenía una historia muy pobre, creo que al final fue bueno que no haya salido, creo que los billetes también dicen mucho de lo que somos como país.