La camaricultura superó en 2020 las cifras de 2019

La producción de camarón cultivado fue de 104.6 millones de libras, la más alta en la última década.

Taiwán se ha posicionado como el primer destino para el camarón congelado que se procesa en las empacadoras de Choluteca y Valle.
Taiwán se ha posicionado como el primer destino para el camarón congelado que se procesa en las empacadoras de Choluteca y Valle.

San Pedro Sula, Honduras.

El 2020 dejó sorpresas en el sector exportador de origen agrícola de Honduras. Una de estas es que la camaricultura logró cerrar el año superando las cifras de 2019, lo que se explica por una serie de factores internos y externos que impulsaron la producción y las exportaciones.

La pandemia del coronavirus y los daños de los huracanes Eta y Iota afectaron la mayoría de sectores productivos del país y, por ende, las cifras preliminares de exportación de productos 2020 son negativas.

Los pronósticos preliminares del Banco Central de Honduras (BCH) eran una caída de siete millones de libras en la producción de camarón cultivado en Choluteca y Valle, no obstante, los resultados al cierre del año pasado reportan un crecimiento en todos sus indicadores.


Las cifras del camarón

Un informe proporcionado por la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah) a D&N revela el desempeño positivo del cultivo de camarón en 2020 respecto a los valores de 2019.

La producción de camarón para exportación —biomasa— se incrementó de 93.6 a 104.6 millones de libras, o sea 11 millones de libras y 11.7 puntos durante el periodo analizado. La cifra registrada el año anterior es la más alta de la última década.

De las 11 empresas exportadoras registradas en la asociación, el aumento en la producción estuvo impulsada por Grupo Granjas Marinas (GGM), quien registró un incremento interanual de 39.8 a 45.6 millones de libras, o sea 5.8 millones más.

Respecto al volumen de exportación, de acuerdo con los datos de la Andah, se observó un crecimiento interanual de 67.6 a 69.1 millones de libras, equivalente a 1.5 millones más.
Según el informe, durante el segundo semestre de 2020 se experimentó un fuerte repunte al contabilizar 43,293,441 libras, mayor que las 40,562,522 libras de julio-diciembre de 2019.


En cuanto al valor exportado se mostró un crecimiento de 17.7 millones de dólares al pasar de 218.8 a 236.5 millones, que es equivalente a 8.1 puntos de crecimiento interanual.


Factores positivos

El covid-19 y los huracanes impactaron en las proyecciones del sector exportador del país.
Sin embargo, los eventos ocurridos tuvieron en la camaricultura un impacto positivo, lo que permitió mejorar sus principales indicadores.

Juan Carlos Javier Medina, presidente de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras, dice que el factor que más contribuyó en los resultados de 2020 es el invierno, logrando reducir los niveles de salinidad en el Golfo de Fonseca, lo que se tradujo en mayores niveles de producción por hectárea.

Agrega que en muchas fincas el incremento por hectárea fue de hasta 300 libras, que en valores porcentuales significa entre 10% y 15%. “El factor clima fue determinante para obtener esos resultados, el año pasado hubo un invierno fuerte si se compara con 2019, las precipitaciones de lluvias no habían ocurrido en los últimos seis años”, subrayó el entrevistado, al señalar que los niveles de productividad por laguna superaron las proyecciones.

Para el ejecutivo otro factor a destacar es que el impacto de Eta y Iota fue poco en la zona sur del país, entonces los daños fueron más en la red vial y que es una de las preocupaciones para la nueva cosecha 2021.

Otro punto que añade es el tema de bioseguridad, el que la industria acuícola tiene un amplio conocimiento por las exigencias en el mercado internacional para el sector alimenticio. Añade que a pesar de que cumplieron con las restricciones de circulación del gobierno para contener los contagios de coronavirus y que la camaricultura registró pocos casos positivos, la producción y exportación no tuvo atrasos.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias del Sur (CCIS) y expresidente de la Andah, Víctor Wilson, dice que hay otros factores como años de trabajo desarrollando clientes de valor agregado en mercados como Estados Unidos y varios países de la Unión Europea, en donde el camarón tiene aceptación por su calidad

La Prensa