Los principios para reducir el desempleo juvenil

Honduras es uno de los países con mayor dificultad para encontrar empleo, según investigación.

Por lo general, la persona aprenderá habilidades duras en el aula de clases, pero las habilidades blandas las adquirirá al interactuar con personas.
Por lo general, la persona aprenderá habilidades duras en el aula de clases, pero las habilidades blandas las adquirirá al interactuar con personas.

San Pedro Sula, Honduras.

Honduras, junto con Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Paraguay y Panamá son los países con mayor dificultad para encontrar trabajo, según el estudio “Escasez de Oportunidades Laborales para los Jóvenes”, una investigación comprensiva en 14 países de la región, para entender mejor el panorama laboral actual en América Latina.

El informe, que derivó de una colaboración entre Junior Achievement (JA) Americas y ManpowerGroup, mostró que un 81% de jóvenes en la región han tenido dificultad para ubicarse en puestos de trabajo en los últimos 12 meses.

Entre las principales razones por las que los jóvenes consideran que no los contratan figuran la falta de experiencia (58%), la falta de conocimiento de inglés u otro idioma (17%) y la falta de conocimientos técnicos (15%).

“Los resultados de este estudio reafirman la creciente necesidad de exponer a los jóvenes a experiencias de aprendizajes vivenciales, pero, más aún, el acercarles estas experiencias a tiempo y en forma para convertirlas en oportunidades”, dijo Leo Martellotto, presidente de JA Americas.

Desempleo2(1024x768)
La reactivación del mercado laboral de América Latina y el Caribe será lenta y se necesitará mucho tiempo para que los principales indicadores regresen a los niveles antes del covid.

El ejecutivo agregó: “Hoy más que nunca, es clave ayudar a los jóvenes a conectar teoría con el mundo real para darle sentido a lo que están aprendiendo y contribuir a facilitar su acceso al mercado laboral”.

Los principales puestos que los jóvenes latinoamericanos solicitan son en las áreas de gestión administrativa y de oficina, representantes de ventas, recursos humanos, contacto y servicio a clientes y contabilidad y finanzas.

Sin embargo, los bajos sueldos y la tendencia del trabajo informal suponen retos importantes para los solicitantes de trabajo, quienes consideran un buen sueldo, la oportunidad de crecimiento profesional y un contrato formal como factores decisivos a la hora de aceptar una oferta de trabajo.

A su vez, el índice de dificultad para encontrar vacantes laborales no parece verse muy afectado por los niveles académicos, sostiene la investigación, puesto que, los jóvenes con licenciatura, una carrera técnica e incluso un nivel de educación de posgrado mantienen dificultades similares en la región.

Desempleo3(1024x768)
El economista Carlos Avilez Rodríguez publicó el libro El fin del desempleo, en el cual presenta la teoría económica “el valor diferido del trabajo”.

“Para incorporarse al mundo del trabajo formal, requieren tener más experiencia, por lo general se paga más por la experiencia que por el nivel de estudios, así que mientras más pronto se incorporen a las organizaciones a través de programas de entrenamiento y conozcan diferentes áreas, más factible será alcanzar los puestos y sueldos deseados”, dijo Héctor Márquez Pitol, director de relaciones institucionales de ManpowerGroup.

A partir de la investigación, las firmas autoras del informe recomiendan que tanto las empresas, los gobiernos y las instituciones académicas, creen programas de apoyo para la incorporación de los jóvenes a las organizaciones, incluyan por lo menos dos años de experiencia de trabajo en los programas de estudio de las escuelas y universidades, y capaciten a los jóvenes sin experiencia en habilidades blandas e invertir en su desarrollo.

Dato
El Salvador es el país más difícil para encontrar trabajo, revela estudio.

El fin del desempleo

El experto en temas económicos y financieros Carlos Avilez publicó la teoría que denominó El valor diferido del trabajo, por medio de la cual se fundamenta la creación de una nueva economía basada en el valor del trabajo de las personas desempleadas.

“Auxiliados por la emisión de un adicional tipo de dinero exclusivo para el sector desempleado, todas las personas que no pueden ser contratadas en el formato de la economía actual, podrán de una manera sencilla desarrollar sus habilidades productivas financiándose con este nuevo recurso financiero”, indicó el autor.

Las posibilidades de que esta nueva economía sea una realidad, dependerían del cumplimiento de los protocolos estatales y lo que corresponda con los organismos que controlan las emisiones del dinero en el mundo, refirió Avilez.

“En la práctica es posible llevar a cabo un proyecto piloto para validar los alcances de esta nueva teoría, una vez que las autoridades tengan a bien su implementación. En un mundo en donde la mayor parte de la humanidad vive en pobreza o en una extrema condición de ella, no podemos ocultar jamás que el desempleo es la principal causa propiciatoria de toda la grosera miseria en que han vivido gran parte de las poblaciones a través de la historia”, señaló el economista.

La Prensa