La CNBS aprueba un alivio de deuda para afectados por Eta y Iota

Las instituciones financieras otorgarán un periodo de gracia hasta por tres meses, desde noviembre 2020 a enero 2021.

dinero. 270512.
dinero. 270512. /

Tegucigalpa, Honduras.

Los hondureños afectados por las tormentas tropicales Eta y Iota tendrán un periodo de gracia hasta por tres meses para ponerse al día con sus créditos, mediante un mecanismo temporal de alivio en apoyo a los deudores aprobado por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

“Las instituciones supervisadas por la CNBS, que realizan operaciones de crédito, previa identificación y evaluación, podrán otorgar períodos de gracia a los deudores (personas naturales o jurídicas) que hayan sido afectados por los efectos provocados por el paso en el país de las tormentas tropicales Eta y Iota”, informó la CNBS.

Los períodos de gracia no podrán exceder de tres meses, “correspondientes a las cuotas de los meses de noviembre y diciembre de 2020; y enero de 2021, los cuales deberán aplicarse a solicitud de los deudores o por iniciativa de las instituciones al identificar a clientes afectados, independientemente de la categoría de riesgo en la que esté clasificado el deudor”.

El plazo máximo para formalizar los refinanciamientos o readecuaciones de las deudas fue fijado para el 31 de marzo de 2021.

Beneficios

La CNBS resolvió que las operaciones de reestructuración se realicen bajo condiciones que permitan al deudor cumplir con el pago. En ese sentido, prohibió a las instituciones financieras “aplicar cargos a los deudores por concepto de comisiones, interés moratorio, administrativos u otros cargos asociados a dichas operaciones de alivio; así como la capitalización en la operación reestructurada de los intereses devengados no pagados durante el período de gracia”.

El pago de los intereses debe acordarse en el momento de la reestructuración del crédito. También prohíbe requerir el pago de cuotas de capital o intereses del período de gracia como requisito para reestructurar. Por otra parte, los deudores conservarán hasta marzo de 2021 la categoría de riesgo que mantenían al 31 de octubre de 2020.

La Prensa