Capacidad del jefe de RRHH de una startup

El éxito de una organización o de una startup (empresa tecnológica emergente) recae no solo en el talento del capital humano, sino también en la relevancia de este líder.

Los jefes de RRHH hablan el idioma de los negocios con datos sólidos.
Los jefes de RRHH hablan el idioma de los negocios con datos sólidos.

Tegucigalpa, Honduras.

El jefe o director de Recursos Humanos (RRHH) es uno de los roles que ha evolucionado en cuanto a complejidad, impacto y capacidad de control.

El éxito de una organización o de una startup (empresa tecnológica emergente) recae no solo en el talento del capital humano, sino también en la relevancia de este líder.

“Representan una parte fundamental del aumento del ingreso a través del fomento de la cultura y la satisfacción del pulso de las empresas que es su gente”, de acuerdo con la revista Entrepeneur.

En el personal de la empresa, responsabilidades administrativas así como transaccionales son las tres cosas en las que se enfocaba el que se desempeña en este puesto de nivel medio.

No obstante, se requiere más que eso hoy en día por las empresas modernas que “necesitan a un consejero, entrenador y asesor de confianza del director general, con voz y voto en la mesa grande”, conforme a la publicación del medio de los Estados Unidos.

En la actualidad, algunos directores de RRHH más efectivos provienen de entornos externos como finanzas, operaciones, incluso del área legal. Los mejores Chief Human Resources Officer (CHRO) o director(a) de Recursos Humanos están optimizando áreas y herramientas como análisis de datos, sistemas, desarrollo y gestión de talento, planificación de la fuerza laboral hasta premios.

Capacidades

Según expertos, seis son las capacidades claves que deben tener los CHRO. La toma de decisiones basadas en datos es fundamental para poder asociarse con el equipo ejecutivo y hacer las preguntas correctas para abrir un cambio estratégico que alinee el talento. Otra de las capacidades que se debe tomar en cuenta es poder leer, evaluar y diseñar cambios en la cultura organizacional. “El CHRO debe asegurarse de que se mueva en la dirección correcta y los estilos de mando estén alineados”, subraya la publicación.

El mapeo proactivo de las futuras necesidades de talento de la organización también es competencia del jefe de Recursos Humanos, evaluando la brecha entre el talento existente y el que será necesario en un futuro para encontrar y atraer ese nuevo talento.

La capacidad de explorar el talento interno y a su vez externo de manera informada debe tenerla quien funja en este puesto, ya que no todo es atraer y rastrear talento, sino también identificar nuevos grupos de talento interno.

La actualización al igual que la comprensión de tecnologías disponibles para el reclutamiento de recursos humanos es necesaria y aprovecharlas de manera efectiva. Por último, el jefe de RRHH debe aplicar prácticas de manera específica al interno de la organización “en lugar de simplemente seguir el rebaño”. Un buen guía en Recursos Humanos es alguien clave para minimizar el impacto que se pudiera tener por la actual “guerra por el talento”.

La Prensa