Acceso a energía sostenible, motor para el desarrollo económico

La crisis climática obliga a la sociedad a pensar en modelos de desarrollo con menor impacto ambiental

INICIATIVAS INCLUYENTES<br/>Vista aérea de uno de los sistemas piloto de almacenamiento de energía solar desarrollado por la empresa alemana BOS y su contraparte hondureña IBS en una comunidad.
INICIATIVAS INCLUYENTES
Vista aérea de uno de los sistemas piloto de almacenamiento de energía solar desarrollado por la empresa alemana BOS y su contraparte hondureña IBS en una comunidad.

Redacción.

La inclusión y el desarrollo pasan por el acceso a energía como un motor económico y, tomando en cuenta que Honduras es el penúltimo país en la tasa de electrificación en América Latina, solo arriba de Haití, las acciones son inaplazables.

La crisis climática actual ha transformado la agenda de los países que ahora buscan modelos de desarrollo para reducir y mitigar el impacto ambiental.

En Honduras, los efectos de esta problemática están reflejados en inseguridad alimentaria, sequías que han provocado pérdidas considerables en los volúmenes de producción de granos básicos, cambios drásticos en los patrones de lluvia y otros fenómenos con serias consecuencias para las comunidades.

fr-dinero1-151019(800x600)
PROYECTOS PARA EL DESARROLLO: IBS es una compañía que promueve el desarrollo de proyectos de eficiencia energética, energía renovable y otras soluciones ecoamigables.

La Agencia de Energía Alemana, Ayuda en Acción, la empresa alemana Balance of Storage Systems (BOS) e Innovative Business Solutions (IBS) celebraron días atrás el foro Energías renovables, una respuesta al cambio climático, un espacio que reunió a especialistas para abordar sobre medidas urgentes ante el panorama de vulnerabilidad climática venidero.

La actividad coincidió con la presentación de un proyecto de sistemas de energía solar que están siendo instalados en hoteles de Roatán, Guanaja y las alcaldías de Santa Fe, en Colón, y Juan Francisco Bulnes, en Gracias a Dios, como una gestión público-privada de la energía para fortalecer a las comunidades y pequeñas empresas.

Cada uno de los sistemas instalados en los hoteles no depende de generadores de diésel para garantizar las necesidades energéticas básicas que significa ahorro de energía para reinversión.

La iniciativa, liderada por los cuatro organizadores del foro, marca un hito en la dirección de futuros proyectos dirigidos a comunidades sin acceso al servicio.

Dato
Entre 1990 y 2010, la cantidad de personas con acceso a energía eléctrica aumentó en 1,700 millones. También está creciendo la demanda de energía accesible.

Para Roberto Bussi, representante de País de Ayuda en Acción en Honduras, hay tres factores claves para ver resultados sostenibles cuando se emprenden estrategias para el desarrollo.

“Primero, una apuesta a largo plazo, que significan miradas de 12, 15 y hasta 20 años. Segundo, entender que no estamos solos y la interacción de actores con mucho potencial y conocimiento deben ser parte del proceso mismo y que la agenda sea compartida por todos. Tercero, debemos entender que cada quien cumple su rol”, sostiene.

El foro contó con la participación de expositores nacionales e internacionales, quienes expusieron sobre el panorama actual y la vulnerabilidad climática en Honduras con efecto social, el desarrollo de acciones globales como respuesta frente al cambio climático, el financiamiento de proyectos de energías renovables como detonantes del desarrollo social y el potencial de estas energías a nivel empresarial.

“Con este foro lo que estamos buscando es dar a conocer estos proyectos que se están desarrollando y encontrar nuevos espacios de vinculación con otros actores”, comentó Marvin Tróchez, CEO de la empresa IBS.

Dato
Entre 2000 y 2016, la cantidad de personas con acceso a electricidad subió de 78 a 87%.

Para futuro.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que planteó la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reconoce la importancia de expandir la infraestructura y mejorar la tecnología para contar con energía limpia, en especial en los países en desarrollo.

La energía sostenible actúa como motor para aminorar la pobreza, ampliar el progreso social, la igualdad, mayor resiliencia, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

América Latina ha tenido un crecimiento destacado en energía solar, impulsado por la necesidad de sus Gobiernos de identificar opciones menos costosas para su abastecimiento energético y la oportunidad de aprovechar la ubicación privilegiada que el continente tiene en el planeta.

La matriz de creación de energía en Honduras se inclina hacia el lado renovable en más del 65%, conforme a información de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

Aún con el auge de energía limpia queda trabajo pendiente en mejorar el acceso al servicio, sobre todo en Gracias a Dios, Olancho, Ocotepeque y La Paz, adonde la electrificación está entre 0 y 30%.

fr-dinero2-151019.1(800x600)
En el foro participaron expositores nacionales e internacionales.