Más noticias

Hábitos importantes para alcanzar la libertad económica

Expertos recomiendan que para alcanzar una estabilidad en su economía de bolsillo ahorre al menos el 10% de su ingreso mensual y se establezca objetivos claros en sus finanzas.

El error más común que cometen las personas cuando aumentan sus ingresos es aumentar los gastos en la misma proporción.
El error más común que cometen las personas cuando aumentan sus ingresos es aumentar los gastos en la misma proporción.

San Pedro Sula, Honduras.

Ahorrar es establecer una reserva y prever la independencia económica para crear un capital semilla o patrimonio, que por pequeño que sea, servirá en el futuro para cualquier propósito.

Ya sea para la educación de los hijos, tomar vacaciones y viajar, la posibilidad de comprar una casa o un carro, la jubilación, solventar emergencias médicas o de cualquier tipo, e incluso cubrir gastos ante la pérdida de un empleo, el ahorro es el hábito más esencial para sortear dificultades económicas que se presenten o materializar proyectos sin recurrir al endeudamiento.

“Cuando una persona ahorra demuestra que tiene la capacidad de administrar el ingreso, planificar la forma en que gasta y establecer prioridades. El ahorro es el hábito más importante para alcanzar la libertad financiera”, refiere el economista y docente universitario Eric Andino.

A pesar de la importancia, muchos hondureños no ahorran, ya sea porque no desarrollaron el hábito, piensan que por ganar el salario mínimo es casi imposible o simplemente han adaptado una creencia que entre mayor consumo más felicidad.

Los especialistas recomiendan que para promover la estabilidad financiera hay que ahorrar por lo menos el 10% del ingreso mensual; pero este puede ser mayor dependiendo de la edad y las entradas económicas que perciba.

“Actualmente ahorrar por ahorrar no es suficiente. Para adquirir activos que generen ingresos o mantengan el valor del dinero es importante el ahorro con objetivos”, indica Andino.

El también asesor en finanzas personales sostiene que las personas deben evaluar las tasas de interés del mercado, las legislaciones que afectan en sus ahorros, la inflación, las comisiones por operaciones y considerar el tiempo que disponen para alcanzar el objetivo.

Con base en una meta trazada es más fácil decidir entre una cuenta corriente, un depósito a largo plazo o un fondo de pensión como el producto financiero que más se ajusta a ese propósito.

Métodos para ahorrar

Para desarrollar el hábito de ahorro debe buscar un incentivo que estimule un cambio de conducta, fomentar la confianza en sí mismo, controlar los gastos a través de un presupuesto y establecer un sistema de recompensa una vez que logre sus objetivos.

Andino propone los siguientes dos métodos para que ahorrar sea más fácil:

Método Hormiga. Consiste en ahorrar poco a poco para desarrollar el hábito, es decir, establece un monto inicial que aumenta de forma gradual hasta alcanzar el valor meta.

Para el caso, si el sueldo base es de 10,000 lempiras, en la primera semana ahorre L50, a la segunda L60 y en la tercera L70, hasta que en la semana 21 destine el 10% de su ingreso y para el final del año tendrá entre L10,900.00 y 15,860.00 ahorrados.

Ahorro obligatorio o automático. Este método es ideal si no tiene mucha fuerza de voluntad y puede ser de dos formas:

1. Deducción por planilla. Algunas empresas tienen convenios con instituciones financiera en los que puede solicitar una deducción de un monto por planilla, según su capacidad.

2. Cuenta objetivo. Los bancos a través de la banca electrónica ofrecen el servicio de cuentas objetivo, en la que programa de manera automática una deducción de una cuenta en una determinada fecha. “Es importante que la gente lea sobre temas de finanzas y economía para incrementar su inteligencia financiera. La información les ayudará a tomar mejores decisiones, reducir problemas y producir más dinero”, recomienda Andino. De igual forma, la Asociación Hondureña Instituciones Bancarias (Ahiba) desarrolla conferencias web (webinars) gratuitas dirigidas a fortalecer los conocimientos sobre finanzas de la población.