Más noticias

Intermediación Financiera aporta 19% al PIB

De seguir con el dinamismo de años anteriores, esta industria se perfila a ocupar el primer lugar en aporte al producto interno bruto nacional que ocupa en la actualidad la industria manufacturera.

Entre 2017 y 2018, la intermediación financiera creció 6.1%, en tanto la manufactura varió 3.8% durante ese lapso.
Entre 2017 y 2018, la intermediación financiera creció 6.1%, en tanto la manufactura varió 3.8% durante ese lapso.

San Pedro Sula, Honduras.

La intermediación financiera, en términos reales, es la actividad que ocupa el segundo lugar en contribución al producto interno bruto (PIB) de Honduras, equivalente al 18.7% de la producción anual, solo por detrás de la industria manufacturera con un 19.3%.

El tercer lugar lo lleva la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (14.6%), luego las comunicaciones (10.1%) y después comercio, reparación de vehículos automotores y enseres domésticos (9.5%). Estas cinco actividades aportan el 72.3% de la producción anual de Honduras.

Ahora bien, si hablamos de dinamismo en las actividades económicas, la intermediación financiera tiene la tasa de crecimiento anual promedio más alta (12.91%), seguida solo por comunicaciones (10.27%) y el resto de las actividades tiene un crecimiento promedio inferior al 5%”, comenta el economista y docente Eric Andino.

La intermediación financiera es la acción de captar los excedentes (ahorros) de los agentes económicos y canalizarlos hacia los que tienen un déficit (préstamos) con el objetivo de invertir o financiar el consumo

Este sector abarca productos y servicios financieros, tales como cuentas de ahorro, certificados de depósito, préstamos, tarjetas de crédito, divisas, banca electrónica y otros.

Asimismo, está compuesto por bancos, cajas de ahorro, cooperativas, compañías aseguradoras, fondos de pensiones o mutualidades, bolsa de valores y otras instituciones y entidades legalmente autorizadas por la entidad reguladora.

Con base en la variación del PIB a precios constantes de 2000 que elabora el Banco Central de Honduras (BCH), la intermediación financiera aportó 40,044 millones de lempiras a la economía nacional en 2018, y la manufactura registró 41,426 millones de lempiras.

Entre 2017 y 2018, la intermediación financiera creció 6.1%, en tanto la manufactura varió 3.8% durante ese lapso.

De seguir con este mismo comportamiento, la intermediación se perfila para ser la primera actividad económica en aportación al PIB, desplazando a la industria manufacturera”, considera Andino.

fr-intermediacion-300719(1416x870)

Dinámica. La constante actualización de los servicios y productos financieros, como resultado de los avances tecnológicos y la competitividad en sector con gigantes del calibre de Apple, Amazon, Facebook y Google que ingresan al sector financiero, aunado a la minimización de costos, explica Andino, han repercutido en la generación de empleos del sector bancario mundial.

En Honduras, donde la banca emplea al 1% de población ocupada por condición de remuneración, la inteligencia artificial, vista desde cajeros automáticos, agencias electrónicas y otros servicios, han sido algunas de las estrategias para la sustitución de mano de obra en el sector.

La industria financiera es altamente competitiva, por lo tanto el banco que no se moderniza queda atrás, además las regulaciones que exige la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) demanda de la banca mucha tecnología”, refiere J. Roberto Leiva, director ejecutivo de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse).

El también fundador y primer presidente del Banco del País, es del criterio que la intermediación financiera se ha convertido en un negocio competitivo y dinámico para la economía nacional, por el “hecho de que los más importantes banqueros son hondureños y eso le ha significado mayor pasión y creatividad al negocio bancario. Don Jorge Bueso Arias, Camilo Atala y Guillermo Bueso son empresarios con personalidad altamente competitiva”.

Sobre la solidez del sistema financiero, Leiva opina que los bancos “actúan mayormente, según la disciplina que les implante el regulador, en nuestro caso la CNBS. La Comisión es un ente con buen récord de desempeño, tanto en lo técnico, lo legal y lo político. Esto ha coadyuvado a tener una industria financiera sólida y confiable”.