Más noticias

Voces Vitales: Mujeres transformando Honduras

Diana Martínez, presidenta de la junta directiva de Voces Vitales Honduras ahonda en la importancia de impulsar el crecimiento de empresas lideradas por mujeres.

Diana Martínez, presidenta de la junta directiva de VVH. Foto: Amílcar Izaguirre.
Diana Martínez, presidenta de la junta directiva de VVH. Foto: Amílcar Izaguirre.

San Pedro Sula, Honduras.

Desde el año 2011, Voces Vitales Honduras (VVH) ha invertido en la mujer para promover su desarrollo económico y social en el país al brindar nuevos contactos, conocimientos y herramientas para llevar sus emprendimientos y negocios a un nuevo nivel.

La iniciativa fue fundada en 2001 por Hillary Clinton, ex primera dama de los Estados Unidos, y Madeleine Albright en Washington D.C. como organización sin fines de lucro, no gubernamental. Hoy está presente en nueve países: México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Perú, Argentina y Honduras.

“Tenemos varios programas adaptados a los diferentes perfiles y las necesidades de mujeres empresarias. Nuestro programa principal es el de mentoría y lo hacemos anualmente. Consiste en unir a una mentora con su aprendiz”, indica Diana Martínez, presidenta de la junta directiva de VVH.

La mentora es una mujer profesional (ejecutiva o empresaria) que de manera voluntaria dona su tiempo para reunirse con su aprendiz una hora a la semana y darle recomendaciones prácticas y compartir sus conocimientos y contactos con el fin de apoyarla en crear un plan de trabajo que le permita cumplir sus metas empresariales. La aprendiz tiene un perfil de empresa naciente (máximo dos años).

“La sinergia que se crea en las mentorías es fabulosa. Me ha tocado ser mentora en un par de ocasiones y se ha logrado mucho en el sentido de que se aprende en ambas vías, pues en ocasiones una descubre habilidades que las tenía escondidas”, dice Martínez.

A criterio de la también ingeniera industrial con maestría en Dirección Empresarial, la mejor parte del programa es la comunidad transformadora que se crea entre las mujeres y que ayuda a la sociedad a crecer en inclusión.

“Tenemos un eslogan que me fascina: ‘Mujeres transformando Honduras’, porque hemos demostrado que somos una asociación que conecta al crecimiento no solo empresarial de las mujeres, sino que de una sociedad”, comenta la ejecutiva, que hace más de una década fundó su empresa Joyería Rosalila.

Días atrás, Voces Vitales Honduras y la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse) renovaron su convenio, en el que ambas instituciones se comprometen a desarrollar eventos y programas para empoderar a las microempresarias a través del voluntariado corporativo.