Más noticias

La mitad de los millennials gana menos de L10,000

El 38% de los jóvenes trabaja en la empresa privada, revela un estudio hecho por el Cohep.

Según la encuesta de Deloitte, el optimismo económico, la confianza institucional y la movilidad social continúan flaqueando.
Según la encuesta de Deloitte, el optimismo económico, la confianza institucional y la movilidad social continúan flaqueando.

San Pedro Sula.

Son los protagonistas de la sociedad actual y el relevo generacional del mercado laboral, por ello los millennials o la generación Y, grupo demográfico nacido entre 1980 y 1995, es objeto de interés entre empresas e instituciones que buscan comprender sus comportamientos y aspiraciones.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), a través de una investigación de la consultora Delco Marketing, realizó a inicios de año un perfil del millennial en Honduras, que abarca las tendencias educativas, económicas, financieras, laborales y otros aspectos que reflejan su percepción sobre la situación actual.

Sobre la generación millennial o Y
¿Quiénes son los millennials? La generación Y o los millennials (los milenarios), nacidos entre 1980 y 2000, son conocidos también como los nativos digitales y están caracterizados por innovar y emprender nuevos desafíos constantemente.

A través de una serie de encuestas aplicadas a jóvenes de entre 18 y 35 años, que representan la tercera parte de la población en Honduras, el estudio muestra que el 59.4% de los perfilados tienen ingresos menores a los L10,000 al mes.

La gran mayoría trabaja en empresa privada (38%) y un porcentaje considerable (17%) ha optado por emprender en negocios propios o familiares.

fr-dineroSILUETA-040619(800x600)
Cristina Cubero. La ejecutiva de Deloitte para CA y República Dominicana asegura que la nueva generación está inquieta respecto al futuro.

En sus aspiraciones laborales, siete de cada diez milenarios consideran que el sueldo es el principal atributo que buscan en una empresa, por encima de la flexibilidad de horario, aprendizaje, desarrollo profesional, innovación, imagen, contactos o responsabilidad social empresarial (RSE).

En sus metas a largo plazo, cuatro de cada diez consideran importante el desarrollarse de forma profesional y tres de cada diez aspiran a comprar una casa y un vehículo.

JG Perfil del Millennial(800x600)

El ser bilingüe, a criterio de los encuestados (44%), es la habilidad más importante para conseguir un empleo, por encima del manejo de programas de computación, la inteligencia emocional y habilidades blandas o interpersonales.

Menos de la mitad de los millennial están bancarizados, es decir, que poseen una cuenta en bancos, financieras o cooperativas, y un 28% de ellos utiliza cajeros automáticos (ATM).

Pese a ello, en relación a 2015, cuando el 31.5% de los jóvenes tenían contratados servicios bancarios, el crecimiento de 16.5% en cuatro años refleja las oportunidades de la intermediación financiera de expandirse a más personas.

El tanque de pensamiento con oficinas en Guatemala iLifebelt también ha realizado estudios sobre la generación Y.

Cifras
71% sueldo. Es el mayor atributo que buscan los jóvenes hondureños en una empresa.
41.7% renuncia. Casi la mitad cree que un mal jefe es una razón para renunciar a su trabajo.
11.1% casarse. Casarse y tener hijos es la última prioridad de los encuestados por el Cohep.

La conectividad, el acceso a la información y contexto global a través del internet es quizá el unificador más grande de esta generación, y esto aporta algunas coincidencias culturales y de actitud. Sin embargo, las brechas económicas y sociales unidas a las realidades culturales individuales seguirán marcando diferencias”, explica Rogelio Umaña, especializado en mercadeo digital de la firma, que también estudia el mercado centroamericano.

Otras investigaciones. De acuerdo con la encuesta Millennial 2019, de la consultora internacional Deloitte, a pesar del crecimiento económico actual, la expansión y las oportunidades mundiales, los millennials y la generación Z están expresando inquietud y pesimismo sobre sus carreras, sus vidas y el mundo que los rodea, que refleja una disminución de la confianza a niveles preocupantes.

El estudio está basado en las opiniones de 13,416 millennials encuestados en 42 países, nacidos entre enero de 1983 y diciembre de 1994, y otros 3,009 consultados de la generación Z en 10 países, que nacieron entre enero de 1995 y diciembre de 2002, en la muestra más grande que la firma ha hecho en los ocho años de publicar la investigación.

“La desesperanza global, tanto en millennials como en la generación Z, en todo el entramado social, se expresa también en Centroamérica. Investigaciones en la región han generado desalentadores adjetivos entre los jóvenes al ver su futuro en el mundo digital: caótico, abrumador. Es urgente el desafío de las compañías, el Gobierno y la academia de escuchar las nuevas voces, reinventarse, para recuperar la confianza y entregar condiciones dignas a las generaciones que construyen el futuro”, dijo Cristina Cubero, directora de Consultoría de Deloitte Centroamérica y República Dominicana.

Sobre su formación, los jóvenes creen que las empresas (30%) tienen la mayor responsabilidad de preparar a los trabajadores.