Más noticias

Las grandes preguntas económicas del 2019

El FMI revisó a la baja su proyección de crecimiento económico y advirtió sobre los riesgos latentes para los países.

Una posible escalada en las tensiones comerciales es fuerte riesgo y ha provocado un endurecimiento en las condiciones financieras.
Una posible escalada en las tensiones comerciales es fuerte riesgo y ha provocado un endurecimiento en las condiciones financieras.

San Pedro Sula, Honduras

La crisis económica de escala mundial registrada en 2008 y la posibilidad de que haya una nueva mantiene alerta a los inversionistas y a líderes económicos de los países.

Dato
El FMI bajó de 3.7% a 3.5% la previsión de crecimiento.

Las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), publicadas ayer en Davos, Suiza, sobre el crecimiento económico y los riesgos latentes, no son tan positivas. Algunos analistas y compañías como Bloomberg han clasificado una serie de temas como las grandes preguntas económicas de 2019. El objetivo es indicar cómo está y qué se espera para los mercados y las economías.

¿Se desplomará la economía mundial?

Los mercados financieros están asustados, los bancos centrales se están alejando del dinero fácil y hay una guerra comercial en curso. El Fondo Monetario Internacional (FMI) aún prevé un tercer año de crecimiento. Aunque ayer anticipó una expansión global del 3.5% este año y del 3.6% para 2020, lo que representa una rebaja de dos y una décima, respectivamente, en comparación con los pronósticos de octubre.

En 19% cayó
La inversion extranjera directa global en 2018, reportó ayer la Unctad.

En parte es derivado por el deterioro de la confianza y sus implicaciones para el crecimiento ante los elevados niveles de deuda pública y privada. El lastre será una política monetaria que se mantenga flexible, gobiernos que faciliten la política fiscal y mercados laborales restringidos.

No obstante, los analistas prevén que incluso si el mundo no llega a ese punto de crecimiento, aún está en camino a una buena expansión, por lo que hasta ahora descartan una recesión global a corto plazo.

¿Qué pasará con la guerra comercial?

Esta es quizá la pregunta más importante que enfrenta la economía mundial en 2019, y el hecho de que no haya una respuesta clara debería ser motivo de preocupación. La tregua tentativa entre el presidente estadounidense Donald Trump y el chino Xi Jinping es alentadora a corto plazo. Los mercados financieros nerviosos y las preocupaciones por la moderación de ambas economías han presionado a ambos líderes hacia un acuerdo. Por otra parte, incluso con una gran negociación, la mayoría de los aranceles de Estados Unidos sobre 250,000 millones de dólares en importaciones desde China permanecerán vigentes hasta 2019, al igual que la amenaza de lo que se avecina si China no ofrece reformas significativas.

El FMI advirtió ayer que una escalada de las tensiones comerciales sigue siendo una fuente clave de riesgo para las perspectivas económicas y constata un endurecimiento de las condiciones financieras desde finales de 2018.

dyn-portadilla3-220119(800x600)
Los altos niveles de deuda. tanto pública como privada son, según muchos expertos e inversores, uno de los grandes peligros a los que se enfrenta la economía mundial.

¿Qué pasará con el Brexit?

La probabilidad de un Brexit sin acuerdo ha aumentado, lo cual podría tener consecuencias catastróficas para la economía, según el Banco de Inglaterra. Si bien la mayoría de los economistas aún esperan que se evite el desastre, eso tampoco despejará el camino para el crecimiento a paso firme. Con los minoristas en dificultades, el crecimiento de los precios de la vivienda desacelerándose y la inflación por encima del objetivo del banco central, se espera que, en el mejor de los casos, la expansión permanezca moderada y muy por debajo del ritmo visto antes del referéndum de 2016.

A 237
billones de dólares asciende la deuda pública global, lo que alerta sobre una nueva crisis financiera.

Entre los factores al margen de las tensiones comerciales que pueden desencadenar un deterioro mayor de lo previsto del crecimiento, el FMI señala una potencial salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit), así como una desaceleración más pronunciada de lo previsto de la economía china.

“Es imperativo que los dirigentes políticos terminen rápidamente con esta incertidumbre” sobre el Brexit, declaró la nueva jefa economista del FMI, Gita Gopitath.

¿Qué pasará con las economías emergentes?

Los mercados emergentes al menos tienen de su lado una Fed más suave y precios del petróleo más bajos, lo que les depara calma en 2019. Los analistas de mercado están a su favor: se pronostica que sus activos resurjan este año, luego de su peor año en los tres últimos, según una encuesta de Bloomberg a inversionistas, operadores y estrategas. Morgan Stanley incluso dice que estas economías volverán a impulsar el crecimiento mundial. Sin embargo, todavía hay factores de riesgo que pueden explotar. Las monedas latinoamericanas, como el peso mexicano, el colombiano y el argentino, siguen siendo vulnerables, ya que persisten las dudas sobre la capacidad de los gobiernos para controlar el gasto. En el caso de las economías emergentes y en desarrollo, el FMI contempla un crecimiento de 4.5%, menor al 4.7% de su anterior pronóstico.

dyn-portadilla1-220119(800x600)
La Economía mundial. crecerá menos de lo esperado, un indicador un tanto pesimista y que mantiene en alerta a los inversionistas y al sector financiero.