Más noticias

Las subastas o tipo de cambio fijo, ¿qué conviene?

La subasta electrónica cubre el 99.9% de las divisas que demandan de lunes a viernes los agentes económicos.

Con la devaluación, las importaciones de bienes se encarecen y, por ende, la población destina más lempiras para adquirir productos de consumo.
Con la devaluación, las importaciones de bienes se encarecen y, por ende, la población destina más lempiras para adquirir productos de consumo.

Tegucigalpa, Honduras.

El precio del lempira respecto al dólar estadounidense ha sido un tema de amplio debate en los últimos 24 años en Honduras. Cobra mayor notoriedad cuando se destinan más lempiras para adquirir esa moneda extranjera, o sea cuando la devaluación es más pronunciada. Es en esos momentos cuando el debate se centra si conviene regresar el tipo de cambio fijo o mantener la subasta de divisas de lunes a viernes.

La devaluación del tipo de cambio de referencia tiene un impacto directo en el costo de los bienes y servicios al encarecerse el precio del dólar, sean hondureños o internacionales. El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, dijo a Dinero & Negocios (D&N) que la actual política cambiaria ha cumplido con el mandato constitucional de velar por el mantenimiento del valor interno y externo de la moneda nacional. Así lo establece el artículo 342 de la Constitución de la República y la Ley del Banco Central de Honduras (Decreto 53). El mecanismo de subasta del BCH es parte del Sistema Electrónico de Negociación de Divisas (Sendi). Desde la reactivación de la banda cambiaria, o sea en junio de 2011 hasta diciembre de 2018, el tipo de cambio acumula una devaluación de 5.43 lempiras, al pasar de 18.8951 a 24.3253 lempiras por dólar.

No obstante, el Foro Social de la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh) cuestiona la política cambiaria del Banco Central al asegurar que uno de los resultados ha sido la pérdida del poder adquisitivo de la moneda nacional de 50 a 4 centavos de dólar en el período 1989-2018. Agregan que el deslizamiento del lempira frente al dólar obedece a la presión de los organismos financieros internacionales. Para el Fosdeh, los mayores ganadores son el sector exportador, el sistema financiero nacional, la administración tributaria y los perdedores, la población en general, que está obligada a pagar servicios y productos en dólares con lempiras con poco valor de compra.

MR-devaluacion-111218(1024x768)

Política cambiaria

Como responsable de la política cambiaria del país, el Banco Central anuncia a principios de año una proyección del comportamiento del tipo de cambio de referencia. Cerrato aclara que el BCH no establece una meta de 5% anual de devaluación, lo que hace en el Programa Monetario es fijar un precio del lempira ante el dólar para el cálculo del crecimiento de las importaciones y de las exportaciones de bienes y servicios. “Para hacer todos estos cálculos se estima una variación del 5%, pero no es una meta”, subraya el funcionario.

Explica que el diferencial cambiario se mueve por tres variables: la diferencia de inflación entre Honduras y sus principales socios, el movimiento de las monedas de los principales socios y las reservas internacionales. El presidente del BCH señala que la depreciación acumulada de 2018 es de 3.11%, a excepción de 2017 que fue extraordinario (0.002% de devaluación), menor que el 4.79% de 2016 y el 3.41% de 2015. Con datos en manos dice que de los 73.74 centavos de lempiras que se ha devaluado el tipo de cambio, 33 centavos son por el diferencial de la inflación de Honduras con sus socios.

Descarta que se registre un sobresalto en lo que resta de este año, ya que el ingreso de divisas experimenta un aumento por la exportación de café y por los desembolsos de préstamos externos. Revela que hubo cinco meses con una cobertura de las reservas menor a la meta de 4.8 meses de importaciones, pero ya fue superado y eso reduce la presión del movimiento del lempira respecto al dólar.

DyN Portadilla2-111218(1024x768)
El gobierno mantiene su mecanismo de subasta y asegura que ha sido un éxito, a pesar de los cuestionamientos de diversos sectores.

Subasta o tipo de cambio fijo

Para el rector de la política cambiaria, una de las características de Honduras es que necesita más dólares de los que genera. Agrega que la exportación de bienes suma alrededor $8,800 millones y más de 12,000 millones las importaciones.

Eso requiere de una política integral para asegurarle a los diferentes agentes económicos el suministro de los dólares. Cerrato dice que le extraña la propuesta de un sector de la empresa privada de regresar al tipo de cambio fijo. Según el presidente del Banco Central, el actual mecanismo de subasta de divisas ha cumplido con el objetivo para el cual fue creado. Agrega que no ha incidido en los precios de los bienes como muchos aseguran y dos, muchos agentes económicos no tienen que esperar el día siguiente para adquirir hasta 40,000 dólares, ya que los bancos pueden vender hasta ese monto por persona. El BCH seguirá con el Sendi y según su titular, este mecanismo es una garantía de que siempre habrá dólares para atender la demanda de divisas.