Ingresos por exportación de café bajan 24%

Caficultores tratan de aumentar producción y abrir nuevos mercados para compensar bajos precios

Granos de café son dispuestos para el secado en un beneficio cerca de Danlí, El Paraíso.
Granos de café son dispuestos para el secado en un beneficio cerca de Danlí, El Paraíso.

Tegucigalpa, Honduras

El bajo precio internacional del café sigue repercutiendo en los ingresos que se obtienen por la exportación de este grano.

En la presente cosecha 2015-2016, Honduras obtiene a la fecha $579 millones en ingresos, lo que supone una disminución de 24% al compararlos con los $758 millones registrados en este punto pero de la cosecha anterior, de acuerdo con cifras del Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) .

El precio promedio del quintal de café es de $124.47, mientras que el precio promedio durante la cosecha 2014-2015, era de $160.93, una diferencia del 23%.

Aumento de producción

La producción, no obstante, sigue en aumento. Los envíos suman 6.03 millones de sacos de 46 kilogramos, mostrando un incremento del 11.48% comparado con los 5.41 millones registrados a esta misma fecha en la cosecha 2014-2015.

El bajo precio obliga a los exportadores a abrir más mercados para el café hondureño.

Andrés Kafati, representante del sector cafetalero, consideró que también debe dársele un valor agregado al grano para minimizar el impacto negativo en las exportaciones. Una forma de hacerlo es diversificar el rubro para no solo enviar el producto en grano, sino procesarlo localmente.

El Ihcafé prevé que al cierre de la presente cosecha se enviarán a Estados Unidos, Europa y América Central 7.2 millones de quintales, lo que dejará alrededor de 1,300 millones de dólares en divisas.

Taiwán aporta fondos

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de China (Taiwán) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) firmaron un convenio de cooperación por $3.5 millones en fondos no reembolsables, y que estarán destinados a ofrecer asistencia técnica a unos 20,600 pequeños productores de café de la región centroamericana.

El Programa cuenta con dos componentes: el financiero, destinado a actividades de renovación y mantenimiento de fincas cafetaleras, así como inversión para la modernización al sector agrícola a través del fortalecimiento de los sistemas productivos; un segundo componente es el de asistencia técnica para la implementación de buenas prácticas para la promoción de una caficultura sostenible.

La Prensa