Más noticias

Los servicios: el nuevo negocio clave de Apple

Ya son su segunda fuente de ingresos después de las ventas de iPhones.

El nuevo iPhone SE en una de las tiendas de Apple de Nueva York.
El nuevo iPhone SE en una de las tiendas de Apple de Nueva York.

Nueva York, Estados Unidos.

En el fondo, el negocio de Apple Inc. es bastante simple: la compañía fabrica aparatos atractivos y útiles, cobra una prima alta sobre ellos y recoge las ganancias. Pero a medida que el crecimiento de las ventas se desacelera y la población de usuarios de Apple se expande, el negocio de servicios de la empresa está pasando de ser ignorado a pieza clave.

Por 13 años, Apple amasó una era de crecimiento en sus ingresos, impulsada por la demanda de sus productos de hardware. Esa racha llegó a su fin en el trimestre terminado el 26 de marzo, en el que se registró una caída en las ventas de iPhones, iPads y Macs. Al mismo tiempo, los ingresos de la App Store, iTunes, las suscripciones a su servicio de streaming de música y los pagos móviles subieron 20% a US$6.000 millones, convirtiéndose en su segunda fuente de ingresos después del iPhone.

Con una facturación de US$6.000 millones por trimestre, el negocio de servicios de Apple es casi tan grande como la compañía estadounidense de televisión por cable Time Warner Cable Inc. Apple comenzó a desglosar los ingresos por servicios en enero, cuando dijo que 1.000 millones de dispositivos Apple usaron sus servicios en los 90 días previos. “Esto es enorme. Nadie más lo tiene”, dijo el presidente ejecutivo de Apple Tim Cook respecto al negocio de servicios en una entrevista en enero.

Esto quiere decir que Apple tiene clientes leales que cambian su iPhone por un nuevo modelo a intervalos regulares y viven buena parte de sus vidas digitales a través de la red de servicios de Apple. ¿Necesita almacenar fotos tomadas en un iPhone? Compre más espacio en iCloud. ¿Desea escuchar canciones en un iPad? Suscríbase a Apple Music. ¿Desea ver las mejores jugadas de su equipo favorito? Pague por la aplicación de la liga.

Además, los usuarios de Apple tienden a tener más ingresos disponibles y son más dados a pagar por contenido y aplicaciones que los usuarios de aparatos con el sistema operativo Android de Alphabet Inc.

“Es una ventaja significativa”, asegura Patrick Moorhead, presidente de Moor Insights and Strategy. “Apple puede apalancar su fuerte posición en hardware.”

Hace unas semanas, Kulbinder Garcha, analista de Credit Suisse, dijo que los inversionistas subestimaban el valor de los servicios de Apple. Garcha calcula que el gasto anual en servicios por usuario crecerá de US$61 actualmente a US$113 en 2020. Garcha predice que los servicios representarán 30% de las ganancias brutas de Apple para 2020, frente a 15% el año pasado.

Otros son más cautelosos, señalando que los ingresos por servicios de Apple están ligados a las ventas de aparatos. Los consumidores tienden a pagar por servicios como AppleCare o descargan muchas aplicaciones en los primeros días después de comprar un nuevo producto. Toni Sacconaghi, un analista de Bernstein Research, dijo que históricamente, los ingresos por servicios tienen una alta correlación directa con el crecimiento en las ventas de aparatos.

El grueso de los ingresos de Apple por servicios proviene de las aplicaciones. La empresa se queda con 30 centavos de cada dólar que fluye a través de la App Store. En enero, la compañía dijo que sus clientes gastaron US$20.000 millones en aplicaciones en 2015, sugiriendo que Apple generó cerca de US$6.000 millones en ingresos. Cook dijo que los ingresos de la App Store crecieron 35% en el trimestre terminado en marzo.

Apple creó la App Store para el iPhone en 2008, agregando aplicaciones para el iPad posteriormente. El año pasado, abrió un mercado de software para el Apple Watch y la versión más reciente del Apple TV. Las aplicaciones creadas por terceros también ayudan al atractivo de los aparatos de Apple.

Otra faceta de su negocio de servicios es la venta de música, películas y series de televisión. El negocio de música de Apple ha sufrido por la caída en las descargas digitales. Pese a reseñas poco entusiastas tras su lanzamiento en junio, Apple Music, su servicio de streaming, está agregando suscriptores a un ritmo constante. Apple aseguró que el servicio tiene 13 millones de suscriptores que pagan US$10 al mes, lo que ayuda a compensar la caída en descargas.

Apple podría lanzar otra gran fuente de ingresos por suscripción en el futuro cercano. Por años, la empresa ha estado trabajando en un servicio de streaming de video por suscripción. Sin embargo, ha pasado apuros para cerrar acuerdos con cadenas de TV y productores de contenido. El año pasado, Apple negociaba con programadoras para crear un paquete de canales de TV que cobraría entre US$30 y US$40 al mes.